• sábado 4 de febrero del 2023
728 x 90

Ibercaja se adhiere al Código de Buenas Prácticas para contribuir a sus clientes del servicio hipotecarios mucho más atacables

img

ZARAGOZA, 7 Dic.

El Consejo de Administración de Ibercaja aprobó el pasado miércoles la adhesión del Banco al nuevo Código de Buenas Prácticas de medidas urgentes para deudores hipotecarios bajo riesgo de puerta de inseguridad, aprobado por el Real Decreto Ley 19/2022 de 22 de noviembre y creado por el Acuerdo de Consejo de Ministros de esa fecha, y su cuidado en el Código de Buenas Prácticas predeterminado en el año 2012, con las actualizaciones introducidas por el referido RDL 19/2022.

La entidad se aúna de esta forma a las medidas de alivio hipotecario proposiciones por el Gobierno de España para contribuir a aquellas familias con mayores adversidades a enfrentar los pagos de sus préstamos hipotecarios para la adquisición de su vivienda frecuente por el efecto de la subida de los modelos de interés y que perciban en el grupo de sus capital familiares, con carácter general, unos capital inferiores a tres ocasiones y media el IPREM (29.400 euros), tal como estar atravesando una contrariedad financiera temporal.

Ibercaja además de esto proseguirá estando adherida al Código de Buenas Prácticas de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin elementos, con las novedosas ediciones introducidas por el Real Decreto 19/2022, de 22 de noviembre, que mejoran el grupo de actuaciones que preveía el Código original para la reestructuración de las deudas con garantía hipotecaria sobre vivienda frecuente, dirigidas a la protección de las familias que en su grupo perciban, con carácter general, unos capital inferiores a tres ocasiones el IPREM (25.200 euros) y que estén en una particular situación de puerta de inseguridad.

Para el banco, atender las pretensiones de sus clientes del servicio es su prioridad con lo que, en todo instante, por propia intención, busca las mejores resoluciones para empujarlos en aquellas ocasiones de contrariedad, como es en este momento la situacion de la disminución de la aptitud para enfrentar el pago de sus deudas hipotecarias, consecuencia del incremento de los modelos de interés.

La entidad cree firmemente en la eficiencia de la colaboración público-privada, como puso de manifiesto durante la pandemia, y asimismo, durante la historia, en su participación en varios proyectos y también ideas que han contribuido al avance económico y popular de los territorios donde ha creado su actividad financiera.

Ibercaja exhibe de nuevo su deber con la sociedad y la atención, desde su origen como caja de ahorros, de las pretensiones financieras de sus clientes del servicio mucho más atacables, acompañándoles en sus proyectos de vida, singularmente, en la adquisición de su vivienda frecuente.

En los últimos años, el banco ha reforzado y ampliado los canales y procesos internos para advertir y administrar de forma temprana las casuales ocasiones de inconvenientes de sus clientes del servicio para enfrentar el pago de las deudas hipotecarias.

Además, para la entidad la adhesión a estas medidas de acompañamiento a los colectivos mucho más atacables ha de ser coincidente en todo instante con la preservación de la solvencia, la calidad del peligro y la rentabilidad del campo bancario, que pertence a los pilares para asegurar el preciso desempeño de la economía y de la sociedad del país.

Más información

Ibercaja se adhiere al Código de Buenas Prácticas para contribuir a sus clientes del servicio hipotecarios mucho más atacables