• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

Ibercaja reducirá un 37% las emisiones de su cartera crediticia del ámbito de generación de electricidad antes de 2030

img

ZARAGOZA, 28 Oct.

Ibercaja tiene el deber de achicar un 37 por ciento antes de 2030 las emisiones de su cartera crediticia del campo de generación de electricidad, industria intensiva, cuya descarbonización actuará además de esto como palanca para otros ámbitos productivos.

Con este deber Ibercaja da un paso mucho más en su apuesta por la sostenibilidad, la protección del medioambiente y pelea contra el cambio climático, definiendo objetivos intermedios de descarbonización de su cartera de crédito para 2030 sobre tres campos importantes en la pelea contra el cambio climático: generación de electricidad, producción de hierro y acero y cartera hipotecaria residencial.

En el campo de hierro y acero, Ibercaja se propuso reducir un diez por ciento las emisiones financiadas. En esta época, el campo trabaja en el avance de novedosas tecnologías de fundición y régimen del hierro y el acero menos intensivas en emisiones; Ibercaja va a acompañar a sus clientes del servicio en esta transición, apoyándoles en su desarrollo de descarbonización y transformación.

Para la cartera hipotecaria, la entidad financiera se compromete a achicar sus emisiones socias en un 16 por ciento hasta 2030, apoyando con la financiación de casas sostenibles y también impulsando la optimización de la eficacia en casas con mucho más bajas certificaciones energéticas.

Con ello, responde al deber que tiene el Banco, como integrante principal creador de la Net Zero Banking Alliance (NZBA), de poder la descarbonización de las carteras de crédito y también inversión en 2050 para cumplir los objetivos del Acuerdo de París. Esta coalición es una idea del campo financiero impulsada por las Naciones Unidas que se formó en 2021 y abarca un total de 119 bancos de 41 países, cubriendo un 40% de los activos bancarios en todo el mundo.

Además, Ibercaja es neutra en emisiones propias desde 2020: el 100 por ciento del consumo eléctrico de la Entidad es de origen renovable y también invierte en la compensación de emisiones directas --alcance 1-- mediante proyectos de CeroCO2. Desde 2016, año en el que el Banco inició el cálculo de su huella de carbono, ha disminuido sus emisiones en un 94 por ciento.

Con este nuevo deber, Ibercaja prosigue continuando en su apuesta por el avance sostenible, como se refleja en su Política de Sostenibilidad, que establece el marco de actuación global para impulsar un desarrollo sostenible, inclusivo y respetuoso con el medioambiente.

Así, la sostenibilidad pertenece a las preferencias estratégicas del Banco, y se integra en los objetivos de negocio y la administración de peligros.

Ibercaja es asimismo firmante de los Principios de Banca Responsable de las Naciones Unidas y fomenta los Objetivos de Desarrollo Sostenible, informó la entidad en una publicación oficial.

Más información

Ibercaja reducirá un 37% las emisiones de su cartera crediticia del ámbito de generación de electricidad antes de 2030