• sábado 4 de febrero del 2023
728 x 90

Ibercaja prevé un desarrollo "mucho más retardado" del PIB en Aragón que en España para 2023 y resalta la "competitividad"

img

ZARAGOZA, 14 Dic.

El número 77 de la Revista Economía Aragonesa, publicación que edita Ibercaja, se ha anunciado este miércoles y recopila la previsión de un desarrollo "mucho más retardado" del PIB en la red social en oposición al grupo del país para 2023. Desde la entidad financiera han remarcado el "récord histórico" del volumen de exportaciones y la "competitividad" en oposición al resto de zonas en este año.

El directivo del Área Financiera de Ibercaja, Antonio Martínez, y el jefe de Análisis Económico y Financiero, Santiago Martínez, dieron a saber sus estimaciones de la coyuntura de hoy, tal como del accionar de la economía de españa y aragonesa para 2023. También estuvo que se encuentra en la rueda de prensa el creador de entre los tres monográficos que incluye el nuevo número, Marcos Sanso.

Los especialistas han definido el contexto de hoy como "dudoso", debido al conflicto armado en Ucrania y la dependencia energética, lo que ha causado un desarrollo popularizado de los costos en España, por el encarecimiento de la electricidad, los carburantes y los alimentos. Han asegurado que, esta vez, España "no está en el ojo del huracán".

Ibercaja ha inspeccionado a la baja sus previsiones de desarrollo en este año, ubicando el PIB de Aragón en el 4,3 por ciento y en el 3,9 por ciento el nacional, "si bien este apunte ha evolucionado aquí mejor que en el resto de autonomías, merced a nuestra competitividad". De cara al próximo año, ha predecido un aumento de forma anual del 0,1 por ciento en la red social, en oposición al 0,4 por ciento nacional, unas cantidades que, conforme han correcto, están condicionadas por la destrucción de empleo en los campos mucho más damnificados por los costes de la electricidad y del gas.

Por contra, se han referido a una destacable restauración de la economía de españa y aragonesa en 2024, con crecimientos del PIB del 2,8 y del 2,6 por ciento, respectivamente. El apunte inferior en la red social responde a la mayor afección de la crisis energética al tejido productivo aragonés.

En el mercado de trabajo regional, las conjeturas de 2023 en concepto de ocupación presagian una caída del 1,6 por ciento, lo que ubica la tasa de paro en Aragón en el diez,5 por ciento, un punto mayor a la de 2022 y tres puntos porcentuales y medio bajo el grupo de España para el año próximo, con un 14 por ciento.

Según el análisis de coyuntura de Ibercaja, el accionar de la economía aragonesa en el presente contexto fué "bastante positivo", si bien sufrió una inflación aun mucho más alta que en el grupo de España y un desarrollo menor de la tasa de empleo.

Los datos de la AIREF afirman que el PIB sobrepasa los escenarios de producción anteriores a la pandemia y la actividad económica ha brindado en los últimos meses un desempeño satisfactorio, en especial en el mercado exterior, pese a ciertas divergencias sectoriales, puesto que aparte de la inflación, la zona hizo en frente de un ambiente negativo en varias de sus industrias clave.

En preciso, el campo de la automoción mantuvo un accionar "errático" por los inconvenientes de suministro, más que nada de microchips, y "prosigue lejos de recobrar los escenarios productivos precedentes a la pandemia", según reflejan los datos de los tres primeros trimestres de 2022. A pesar de esto, se han reactivado las exportaciones del campo, que todavía es el mucho más superavitario de la zona en la balanza comercial.

Por otra sección, en el campo alimenticio se vió perjudicado por el aumento de los costos de fertilizantes, materias primas agrícolas y transporte, tal como por la fuerte caída de las exportaciones a China, tras un par de años expepcionales a lo largo de la peste porcina del enorme asiático.

El mercado de trabajo lanza los datos mucho más negativos del 2022 en Aragón, donde en contraste al grupo del país, su desempeño fué peor que el de la producción. Esto quiere decir que la buena evolución de la eficacia ha reforzado el desarrollo en un largo plazo, si bien asimismo reveló un inconveniente de disponibilidad de fuerza laboral, en el momento en que la tasa de paro todavía es elevada para los estándares de europa y también de todo el mundo.

Las perspectivas para los próximos trimestres avisan de una "fuerte o rápida" desaceleración de la economía aragonesa, según el análisis de Ibercaja, descartando la recesión. Así, el aumento de los costos de la electricidad y del gas intimidan los márgenes empresariales en ciertos ámbitos intensivos, como las industrias madereras, químicas, papeleras, cementeras o metalúrgicas.

Asimismo, Santiago Martínez ha comentado que la prolongación y también intensificación de las tensiones inflacionistas, tras el corte de gas ruso, "ha incrementado el peligro de destrucción de compañías y empleos en las ramas de actividad mucho más expuestas".

Pese a esto, Antonio Martínez ha apostillado que estas ramas "tendrían un peso achicado en la economía", que se fija en torno al 4 por ciento del empleo en el grupo de España y del 4,7 por ciento en Aragón, con lo que su predominación sobre el desarrollo "sería considerablemente más suave que la de los campos damnificados en las últimas recesiones --turismo, ocio y comercio en la pandemia; construcción, la industria relacionada y el ámbito financiero en la enorme recesión--, ya que su peso se encontraba cerca de una tercer parte en el empleo y el PIB".

Todos los condicionantes nombrados llevan a aguardar una "fuerte desaceleración" del desarrollo de la economía en 2023, mucho más intensa en Aragón que en España por estar mucho más expuesta a los campos bajo riesgo. "Va a ser un bache corto y acorde se reduzcan las tensiones inflacionistas se experimentará una rápida restauración", con el apoyo de la optimización de la seguridad, la disponibilidad del exceso de ahorro y de caja, los proyectos de inversión unidos a los fondos de europa, entre otros muchos causantes.

En esta edición número 77 de la publicación se tienen dentro tres estudios monográficos: el primero sobre el mercado de percibes y la paridad euro-dólar; el segundo sobre fiscalidad autonómica; y el tercero enfocado en el campo de la educación en Aragón.

En el primero, 'Un año inusual en el mercado de percibes', Nereida González, economista y maestra doctoranda de la Universidad de Oviedo, piensa sobre de qué forma la divergencia de política monetaria que marcó la Reserva Federal de Estados Unidos fué el motor de la apreciación del dólar en frente de sus primordiales cruces.

En este sentido, González mantiene que el euro fué entre las percibes mucho más perjudicadas, alcanzando escenarios de paridad en oposición al dólar jamás vistos desde la entrada en circulación de la divisa europea.

'Panorama sobre la Fiscalidad Autonómica en los tributos propios', cuya autoría corresponde al presidente del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), Agustín Fernández Pérez, muestra un análisis del avance normativo que cada red social autónoma hace de los tributos cedidos y de los impuestos propios.

Fernández repasa la relación de estos impuestos en 2022, su recaudación en las comunidades autónomas de territorio común y efectúa una particular referencia a la recaudación en Aragón.

En el tercero, el catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza, Marcos Sanso, señala la 'Situación y perspectivas económicas del Sector Educación en Aragón', resaltando la importancia de este ámbito desde la visión del empleo y rentabilidad, tal como en la evolución de la eficacia y del número de compañías.

Este número incluye el producto 'Reacción en cadena' de la directiva de RTVE en Aragón, Beatriz Barrabés, sobre lo acaecido en los últimos meses en la información económica; y una entrevista al directivo general de Podoactiva, Víctor Alfaro, sobre su trayectoria. El separador está que se dedica al Sello Aragón Circular, conseguido últimamente por Ibercaja y su Fundación.

Más información

Ibercaja prevé un desarrollo "mucho más retardado" del PIB en Aragón que en España para 2023 y resalta la "competitividad"