• viernes 27 de enero del 2023
728 x 90

Greene Enterprise va a crear una planta de valorización de restos industriales en Muel que producirá 25 empleos

img

El emprendimiento va a ser proclamado de interés autonómico, elevándose a 55 los expedientes gestionados así mismo por el Departamento de Economía

ZARAGOZA, 7 Dic.

Greene Enterprise va a poner en marcha una planta de valorización de restos industriales, en colaboración con la compañía aragonesa Adiego Hermanos, en el concejo zaragocí de Muel, que prevé abrir sus puertas en el primer semestre de 2025, con una inversión de 24,43 millones de euros y que producirá 25 empleos directos y 40 indirectos.

Así lo han explicado, en afirmaciones a los medios, la consejera de Economía, Planificación y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, el directivo de Proyectos de Greene Muel, Carlos Cataluña, el directivo general de Adiego Hermanos, Joaquín Portillo, y el alcalde de Muel, Israel Remón.

Todos ellos se han reunido este miércoles, 7 de diciembre, en el despacho de la consejera de Economía, quien ha manifestado que este emprendimiento va a ser proclamado de interés autonómico --para hacer más ágil su tramitación y achicar los plazos administrativos a la mitad--, representando el expediente número 55 de esta clase que impulsó su Departamento desde 2015, "que han supuesto una inversión de 4.500 millones de euros y 17.900 empleos directos".

Gastón ha subrayado que hablamos de una planta que operará en el ámbito de la economía circular y la tecnología, aplicando un "desarrollo revolucionario" por medio de la pirólisis para "explotar y valorizar esos restos que no tienen, por ninguna vía, una segunda vida".

"Nos encontramos satisfechos por el hecho de que es un nuevo emprendimiento que viene a Aragón", al que se le van a proponer los incentivos económicos regionales "a fin de que logren continuar reinvirtiendo en nuestra red social autónoma".

Gastón ha señalado la relevancia de este emprendimiento para Muel, en un polígono "realmente bien situado" y con una logística "muy correcta", donde va a convivir con otros anunciados últimamente, "una buena nueva en temas de riqueza y de empleo".

Respecto a la necesidad de mano de obra enfocada, ha garantizado que este emprendimiento, como otros tienen la posibilidad de tener ella, siempre y cuando el Gobierno de Aragón conozca con tiempo la implantación de las ocupaciones que la van a requerir.

La compañía que va a crear esta planta se llamará Valogreene Muel y va a estar situada en el polígono industrial El Pitarco, en una parcela donde ahora está autorizada la actividad clasificada de almacenaje de restos no peligrosos. La compañía cree que las proyectos empezarán en el mes de noviembre de 2023, en el mes de diciembre de 2024 se empezarán las pruebas de desempeño y en 2025 va a estar operativa la planta.

Gastón ha comentado que Greene Enterprise, establecida en 2011 en Elche, aportará su experiencia en el ámbito de la ingeniería y tecnología y la aragonesa de Adiego Hermanos asimismo contribuirá con su comprender llevar a cabo y "va a asegurar el suministro de la materia prima".

El directivo de Proyectos de Greene Muel, Carlos Cataluña, ha detallado que su materia prima es el resto "que no es reciclable, ni valorizable, que es imposible llevar a cabo nada por él y su destino final sería un vertedero o su incineración". Ha comentado que son restos que intercalan plásticos con papel y cartón y restos orgánicos.

En esta planta, van a recibir esa materia prima antes elegido por Adiego Hermanos y se tratará "con una tecnología propia, una reacción de pirólisis termoquímica, que no guarda relación con la incineración por el hecho de que no emplea oxígeno, ni aire en su realización con lo que los modelos y gases logrados no son tóxicos, ni peligrosos para el medio ambiente, ni para la gente".

La planta producirá tres géneros de modelos finales: aceites pirolíticos --asimismo popular como biocrudo, bioaceite o green oil--, carbón activo y agua pirolítica. Para los primeros ahora tienen un contrato con una compañía y hay otras 2 "muy con intereses", dijo Cataluña. Estos aceites dejan conseguir plásticos circulares.

Por su parte, el carbón o biochar es "muy puro" y se emplea como filtro para fragancias y limpieza de gases y en la situacion del agua pirolítica, "es una mezcla de muchos de artículos químicos de prominente valor añadido" que se apartan uno a la vez para comercializarlos, "de manera que en el final conseguimos una circularidad prácticamente completa de los artículos y de los restos que nos llega", ha añadido.

El carbón activo tiene como destinatarias a compañías de régimen de aguas y el agua pirolítica a compañías químicas. Para estos artículos asimismo tienen contratos de comercialización con múltiples compañías, todas y cada una en España.

Su previsión es administrar unas 40.000 toneladas por año de restos, de los que diez.000 se transformarán en aceites, 8.000 en carbón y 9.000 en agua. Cataluña ha apuntado que la pirólisis es una reacción famosa hace algo más de un siglo, pero su app a la valorización de restos "es una novedad". Sobre los concretes expertos, ha comentado que van a ser especialistas y precisarán montadores y también ingenieros.

Ha contado, también, que la planta, "cuando se opere en constante, no requeriría consumo energético de afuera de ninguna parte" en tanto que con nuestra energía térmica producida en ella va a ser bastante para los procesos internos por que el consumo de energía va a ser "prácticamente cero".

Respecto a las causas que les llevaron a instalarse en Muel, indicó, por un lado, que tiene una parcela que forma parte a Adiego "aspecto primordial para lograr apresurar los plazos", un administrador de restos "que en tamaño y calidad nos encaja a la perfección nuestros objetivos".

Por otra sección, dijo que desde el punto vista logístico y geográfico, para el transporte por carretera, la ubicación del polígono de Muel "es especial". También ha precisado que hubo "muchas comodidades" por la parte del Ayuntamiento de la ciudad y desde el Gobierno de Aragón.

Carlos Cataluña ha comentado que son una compañía de Elche que transporta construyendo esta tecnología ya hace 12 años, y, aparte de la de Muel, tienen en etapa de diseño otras 4, "muy afines entre ellas en lo que se refiere a configuración", que empezarán a operar entre 2024 y 2026.

El directivo general de Adiego Hermanos, Joaquín Portillo, ha precisado que la suya es una compañía familiar aragonesa, construída hace 60 años, que se encuentra en 20 países y que es "referente" en el ámbito de la administración medioambiental, con un centro de transferencia y revalorización de restos en La Cartuja (Zaragoza).

En total, tienen 4 líneas de negocio, la distribución del producto químico; ingeniería y régimen del agua; y fabricación de modelos para agricultura, aparte de la administración medioambiental.

"Poseemos unos valores propios, recibidos de nuestros creadores", que se centran en la creación de riqueza y empleo, y en el precaución de la naturaleza y del medio ambiente, impulsado la economía circular y con Responsabilidad Social Corporativa.

Portillo ha estimado que tienen "masa muscular que nos deja acometer un emprendimiento como este", que va a valorizar restos no peligrosos, que son mezclas de distintas plásticos, papeles y cartones que hoy en día es imposible dividir.

A colación, el directivo de la División de Medio Ambiente de Adiego Hermanos, Fernando Artigas, ha constatado que siempre y en todo momento hay una fracción del contenedor amarillo que termina en el vertedero y con esta planta de Muel, de restauración química o reciclaje químico, se marcha a valorizar por medio de los tres artículos nombrados con el propósito final de "transformar un resto en recurso".

El alcalde de Muel, Israel Remón, ha destacado la buena localización de su concejo, por su cercanía a Zaragoza y con buenos accesos por autovía, al paso que las parcelas de su polígono tienen un "precio económico" y "de ahí que hay interés". Ha afirmado que si hay demanda de casas, hay constructoras prestas a construirlas.

Más información

Greene Enterprise va a crear una planta de valorización de restos industriales en Muel que producirá 25 empleos