Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Gobierno de Aragón ofrece apoyo financiero a las industrias agroalimentarias en Teruel.

Gobierno de Aragón ofrece apoyo financiero a las industrias agroalimentarias en Teruel.

El Gobierno de Aragón ha informado que, este lunes, el BOA publicará una convocatoria de subvenciones dotada con 900.000 euros dirigida a las industrias agroalimentarias de la provincia de Teruel. Según el ejecutivo, esta medida tiene como objetivo mejorar la transformación y comercialización de las empresas, aumentar el valor añadido de los productos agrícolas, preservar la sostenibilidad del medio rural y fomentar la innovación. Además, se espera que la medida consolide la creación de puestos de trabajo.

El fondo se financiará a través del último convenio entre la Administración General del Estado y el Ejecutivo autonómico, suscrito el pasado 22 de julio de 2022. El objetivo del fondo es financiar proyectos de inversión y fomentar el desarrollo económico en la provincia de Teruel, a la vez que se corrigen desequilibrios estructurales territoriales.

La Comisión de seguimiento del convenio FITE 2022 acordó subvencionar específicamente la línea de inversiones de productos agrícolas y mejora en su comercialización con un importe de 1.200.000 euros, distribuidos en dos convocatorias: 300.000 para una primera correspondiente al año 2023 y los 900.000 restantes para la convocatoria prevista para el año 2024.

En base a los acuerdos adoptados en las respectivas comisiones de seguimiento de los convenios FITE 2021 y FITE 2022, se aprueba una convocatoria de ayudas. Esta convocatoria incluye 600.000 euros correspondientes al FITE 2021 y 300.000 euros correspondientes al convenio FITE 2022.

Los gastos subvencionables de las actividades auxiliadas pueden ser la construcción, adquisición o mejora de bienes inmuebles; la compra de nueva maquinaria y equipos, hasta el valor de mercado del producto y los costes generales vinculados a lo anterior, como honorarios de arquitectos, ingenieros y asesores, y honorarios relativos al asesoramiento sobre la sostenibilidad económica y medio ambiental, incluidos los estudios de viabilidad, hasta el límite que establezca cada convocatoria.

Las inversiones intangibles también son subvencionables. Estas incluyen la adquisición o el desarrollo de programas informáticos y adquisiciones de patentes, licencias, derechos de autor y marcas registradas. El plazo de presentación de las solicitudes comenzará el 16 de mayo y finalizará el 5 de junio.

El ejecutivo autonómico de Aragón ha destacado que la Comunidad Autónoma presenta desigualdades interterritoriales significativas que la política regional no puede actuar eficazmente con los mecanismos de carácter general disponibles. En consecuencia, han creado el FITE, dotado a partes iguales por la Administración General del Estado y el Gobierno de Aragón. El objetivo del fondo es apoyar específicamente a ciertas zonas especialmente desfavorecidas, como la provincia de Teruel, para dotar a este territorio de capital productivo, elevar su nivel de renta y desarrollar sus infraestructuras industriales.

Desde una perspectiva conservadora, la presente noticia da cuenta de los esfuerzos del Gobierno de Aragón para mejorar la economía de la provincia de Teruel. Según se informa, la medida promueve la inversión empresarial, mejorar la transformación y comercialización de los productos, así como preservar la sostenibilidad del medio rural. Además, se espera que se fomente la innovación y se consoliden los puestos de trabajo. La convocatoria de subvenciones, que se financiará mediante el FITE, cuenta con el apoyo de la Administración General del Estado. En este sentido, se subvencionarán las inversiones materiales e inmateriales realizadas por las industrias agroalimentarias. La convocatoria de ayudas, que incluye una parte para el convenio 2021 y otra para el convenio 2022, está dirigida a las empresas que contribuyen a aumentar el valor agrícola de la industria. En suma, la noticia se presenta como un ejemplo de cómo el gobierno puede apoyar a ciertas zonas desfavorecidas mediante políticas de inversión y desarrollo económico.