• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

Gobierno aragonés concederá ayudas de hasta 20.000 euros a labradores y ganaderos damnificados por el incendio de Ateca

img

ZARAGOZA, 12 Ago.

El asesor de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, anunció la aprobación de un Decreto-ley, que dará ayudas de hasta 20.000 euros a labradores y ganaderos damnificados por el incendio de Ateca y que incluye un nuevo trámite de urgencia y hecho más simple.

El Consejo de Gobierno en junta extraordinaria ha aprobado este viernes dicho decreto que va a ser anunciado próximamente en el Boletín Oficial de Aragón (BOA).

El Decreto-ley tiene como propósito emprender de manera urgente los daños ocasionados por el fuego, que se produjo el pasado 18 de julio en un monte cercano a la ciudad de Bubierca. Estas ayudas servirán para hacer más simple la continuidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas.

Este archivo no se enfoca en la generalidad de los daños sino más bien en esos del ámbito agrícola y ganadero que los propios damnificados han señalado como mucho más urgentes, expresó Olona en una rueda de prensa. Se trata de una actuación "completamente inusual" por nuestra dimensión y peculiaridades del incendio, no solo por las 14.000 hectáreas que ha calcinado sino más bien por todas y cada una de las ciudades coetáneas que se vieron perjudicadas de diferentes formas, dijo.

Y por esta razón, la solución que se marcha a adoptar asimismo es de carácter inusual, ha continuado diciendo el asesor, quien ha recordado que nuestro decreto sirve de convocatoria de asistencia, lo que va a hacer más ágil los trámites. Una vez que este sea anunciado, durante los próximos días, en el BOA, los damnificados dispondrán de 15 días hábiles para enseñar su declaración de daños.

El aspecto de simplificación que transporta asociado este "trámite reciente" estará apoyado en la concesión directa de las subvenciones, un aspecto que se marcha a conjuntar con la declaración responsable, ha apuntado el titular de Agricultura.

El Decreto-ley contempla la app de tres enormes líneas de ayudas: hacer más simple la continuidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas; restauración o reparación de infraestructuras colectivas de riego y priorización en el ingreso a ayudas y también inversiones directas del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.

"Los daños van a ser los que los damnificados declaren, puesto que no hay ya establecida ninguna cantidad, va a ser la que sea de la opinión de los propios dañados" y para tener "las absolutas garantías jurídicas" este trámite está avalado por la normativa europea de minimis.

Por este fundamento, la cuantía máxima que va a poder recibir cada damnificado es de 20.000 euros. En este sentido, el asesor refiriéndose a esta cantidad indicó que "esto no es una cuestión política del Gobierno de Aragón, es una exigencia de la normativa social".

No hablamos de una asistencia para compensar pérdidas de cosechas ni para reemplazar las plantaciones, en tanto que son cuestiones que dependen del seguro agrario, sino es una subvención destinada a "la compensación de renta", en tanto que a lo largo de unos años estos afectados van mermados sus capital y aumentados sus costos, ha subrayado Joaquín Olona.

Respecto a la reparación o restauración de las infraestructuras de riego, son las comunidades de regantes las que van a mover su opinión de daños y las resoluciones que han adoptado y tienen de período para llevarlo a cabo hasta el 4 de noviembre.

Algunos de ellos ahora hacen frente de forma rápida a las reparaciones urgentes de los sistemas de riego, y en un caso así se caso la normativa no pide límites con lo que se les subvencionará el cien por ciento de los costos justificados en el período habilitado para esto, ha detallado el asesor.

Por otra sección, los labradores y ganaderos expertos van a recibir ayudas de hasta 20.000 euros que se regulará dependiendo de la área y las cabezas de ganado perjudicadas. Mientras que los no cumplan con el requisito de experiencia van a poder recibir un máximo de 4.000 euros.

El propio decreto incluye unos anejos de menos de 2 páginas que los perjudicados deben completar para llevar a cabo su declaración de daños. No deben efectuar un informe pericial y la opinión de esta declaración se hará con métodos automáticos lo que garantizará que una vez presentada este archivo de daños dejará realizar el pago de manera ágil, ha esgrimido el asesor.

Se van a efectuar unas comprobaciones "mínimas y elementales" para su adjudicación, si bien más adelante se puede hacer una investigación mucho más intensa, ha asegurado.

Las subvenciones se aplicarán en los términos municipales Alhama de Aragón, Ateca, Bubierca, Castejón de las Armas, Cetina, Contamina, Embid de Ariza, Moros, Terrer, Villalengua y Villarroya de la Sierra.

La concesión de subvenciones va a ser directa a los labradores de cultivos leñosos y a los ganaderos de ovino, sucesos de explotaciones con fincas agrícolas o explotaciones ganaderas, perjudicadas por el incendio y situadas en los ayuntamientos previamente nombrados, que hayan proclamado las parcelas y el ganado objeto de estas ayudas directas en la petición conjunta de la PAC 2022.

Serán considerados como "expertos" esos labradores y ganaderos sucesos de una explotación agraria que cumplan por lo menos entre las tres siguientes condiciones: que sean sucesos de explotaciones prioritarias, que acrediten unos capital agrarios que hayan supuesto mucho más del 50% de sus capital totales a lo largo de cuando menos entre los tres últimos años o que hayan estado afiliados a la Seguridad Social Agraria por lo menos a lo largo de los últimos 12 meses.

Quienes cumplan este requisito van a poder recibir una asistencia de hasta 20.000 euros, que es el máximo que deja la normativa europea por el régimen de minimis. En preciso, van a poder sentir 5.000 euros por hectárea de cultivo leñoso de regadío destruido por el fuego, 800 euros por hectárea de cultivo leñoso de secano y 45 euros por oveja seleccionable en asistencia socia de la PAC.

Por otra sección, los labradores y ganaderos sucesos de una explotación agraria perjudicada por el incendio que no cumplan el requisito de experiencia van a poder sentir una subvención directa cuyo importe máximo no va a poder sobrepasar de 4.000 euros: 2.500 euros por hectárea de cultivo leñoso de regadío destruido por el fuego, 500 euros por hectárea de cultivo leñoso de secano y 30 euros por oveja seleccionable en asistencia socia de la PAC.

Este mismo decreto contempla que los afectados van a tener prioridad en el momento de entrar a las diferentes líneas de ayudas que administra nuestro Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Ejecutivo aragonés.

Asimismo, este Decreto-ley incluye una prioridad para el ingreso a las ayudas en concepto de términos de modernización de explotaciones, regadíos o de industrialización y comercialización agroalimentaria.

En relación a la restauración forestal y del medio natural la Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal establecerá, con carácter increíble, y hasta el 31 de diciembre de 2023, criterios de selección preferentes de proyectos y también inversiones directas cofinanciadas con fondos del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, y 2023-2027, tal como con fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

El asesor ha recalcado que este Decreto-ley es complementario a otras ayudas que están en curso como la declaración de región desastrosa, las actuaciones que está realizando la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), o las que se ha puesto en compromiso la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

Más información

Gobierno aragonés concederá ayudas de hasta 20.000 euros a labradores y ganaderos damnificados por el incendio de Ateca