Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

El sector del metal es un gran impulsor del futuro en Aragón, según Vaquero.

El sector del metal es un gran impulsor del futuro en Aragón, según Vaquero.

ZARAGOZA, 14 Nov.

La vicepresidenta segunda del Gobierno de Aragón y consejera de Economía, Empleo e Industria, Mar Vaquero, ha destacado el papel fundamental del sector del metal en la comunidad autónoma, señalando que ofrece grandes posibilidades de futuro para los aragoneses. Según los datos proporcionados por la Federación de Empresarios del Metal de Zaragoza (FEMZ), este sector cuenta con casi 5.000 empresas y alrededor de 70.000 trabajadores, lo que evidencia su enorme relevancia en Aragón.

En la inauguración de la jornada Metalízate, la vicepresidenta resaltó que las empresas del metal son responsables del 18% del empleo por cuenta ajena en toda la comunidad y también aportan el 48% del valor añadido bruto de la industria aragonesa. En este contexto, la FEMZ organizó la jornada Metalízate con el objetivo de promover el trabajo realizado en el sector y fomentar la colaboración entre empresas y trabajadores, al tiempo que se reconoce el talento de los jóvenes.

Mar Vaquero hizo hincapié en que el sector del metal ofrece numerosas oportunidades profesionales y demanda actualmente profesionales cualificados. En el marco de la jornada Metalízate, se llevaron a cabo debates sobre las oportunidades en el sector, se presentaron ofertas de empleo y se pronunció una conferencia sobre el manifiesto de las mujeres y hombres medios.

Asimismo, se entregaron los premios Metalízate, que reconocieron la labor de varios profesionales del sector en distintas categorías. La vicepresidenta hizo hincapié en la importancia de la estabilidad y la seguridad laboral, y resaltó la relevancia del sector del metal para dar respuesta a las demandas de empleo de los ciudadanos.

Mar Vaquero manifestó su interés en fortalecer todos los sectores económicos, incluido el metal, y aseguró que el gobierno de Aragón va a reivindicar la igualdad de las empresas y trabajadores como un escudo ante aquellos que quieran atacar la estabilidad y fortaleza del sector.