• martes 7 de febrero del 2023
728 x 90

El Rey afirma que la Aljafería refleja como ningún otro rincón la verdad política y popular de Aragón y España

img

Sada apunta que en este edificio, rodeados de arte y mil años de historia, se enfrentamiento sobre el futuro de Aragón y una España mejor

ZARAGOZA, 11 Ene.

Su Majestad el Rey Felipe VI ha encabezado este miércoles, 11 de enero, el acto de celebración del vigésimo quinto aniversario de la restauración del Palacio de la Aljafería de Zaragoza, en cuyo libro de oro escribió que este edificio "tiene dentro mil años de historia de España" y "representa, como ningún otro rincón, la verdad política y popular de la actualizada Comunidad de Aragón y del Reino de España en medio de una democracia y respeto por la historia y la identidad aragonesa".

Este edificio es sede de las Cortes de Aragón y el monarca expresó su felicitación por este aniversario de la "espléndida restauración" y ha recordado que tuvo el privilegio de comandar la colocación de la primera piedra de la reforma, en el mes de mayo de 1986.

El presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada, fué el anfitrión de un acto en el que asimismo participaron el presidente de la red social autónoma, Javier Lambán, y la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría.

Además, han asistido la encargada del Gobierno de España en Aragón, Rosa Serrano, consejeros del Gobierno regional, miembros del congreso de los diputados y expresidentes de las Cortes autonómicas, los alcaldes de Zaragoza, Huesca y Teruel, Jorge Azcón, Luis Felipe y Emma Buj, los presidentes de las diputaciones de Zaragoza y Teruel, Juan Antonio Sánchez Quero y Manuel Rando, respectivamente, y el lugarteniente del Justicia, Javier Hernández, por ejemplo autoridades.

El presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada, explicó que los trámites para la rehabilitación han comenzado en el momento en que se escogió al palacio como sede del Parlamento aragonés y concluyeron en 1998, siendo asimismo el Rey el responsable de abrir el recién restaurado edificio.

"Es un honor, Majestad, que nos acompañe y participe en este acto en el que iniciamos la celebración de los 25 años de la última reforma de la Aljafería, merced a la que conseguimos recobrar, sostener y enseñar un legado milenario sin el que es realmente difícil comprender la crónica de Aragón y de España", ha glosado Sada.

Ha señalado que Felipe VI pertenece a los jalones históricos recientes del palacio y exactamente el mismo día que puso la primera piedra recibió la primera Medalla de Oro que ha entregado esta institución en 4 décadas.

"Su presencia el día de hoy era primordial para festejar que esos sueños de los años 80 se han cumplido con creces" y en este momento este edificio "es una joya familiar, prácticamente única en el planeta, que mezcla los estilos arquitectónicos propios de todas las etnias que han convivido en el territorio; de cada una hemos heredado los aspectos que el día de hoy forman nuestro carácter y nuestros valores, como el acuerdo y el pacto, por fortuna todavía presentes en la sociedad de la cual formamos parte y en la vida parlamentaria".

Sada ha esgrimido que este palacio es el "mejor legado" para comprender "de dónde venimos y de qué forma somos" y, de ahí que, sus puertas están abiertas y de año en año cerca de 300.000 personas gozan de su patrimonio y de su actividad cultural, que asimismo nos convirtió en un motor turístico para Zaragoza y Aragón".

El presidente del Parlamento aragonés ha considerado que el destino fué "muy espléndido" con la Aljafería, "encomendándole ya hace prácticamente 4 décadas que sea la sede de la representación aragonesa".

Ha añadido que las Cortes de Aragón son una institución "identitaria", cuyo origen se ubica en el siglo XII, siendo entre las mucho más viejas de todo el mundo. "Quizá por ello la convivencia entre la parte monumental y parlamentaria de este edificio sea indisoluble", ha apuntado.

Sada ha manifestado que la Aljafería, tras mil años y tras su última restauración, "es un edificio vivo que proyecta el futuro sobre su sociedad" y "rodeados de restos del arte hispanomusulmán o mudéjar, Patrimonio de la Humanidad, debatimos sobre nuestro futuro y sobre de qué forma tenemos la posibilidad de contribuir desde esta una parte del territorio a crear una España mejor".

El presidente de las Cortes, Javier Sada, y el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, recibieron a Felipe VI a las puertas del monumento. Después, la primera parada fué el Patio de San Martín, donde Su Majestad ha saludado a los integrantes de la Mesa de las Cortes, a la Junta de Portavoces, a los expresidentes del Parlamento y a la letrada mayor de la institución.

Los arquitectos encargados del emprendimiento de restauración, Luis Franco Lahoz y Mariano Pemán Gavín, han intercambiado unas expresiones con Felipe VI en el Patio de los Naranjos del palacio taifal. A continuación, frente al oratorio del palacio y al lado de la placa conmemorativa, el presidente de las Cortes de Aragón tomó la palabra.

Los miembros del congreso de los diputados y las miembros del congreso de los diputados aragonesas, tal como el resto de autoridades presentes tuvieron la posibilidad de saludar al rey una vez finalizado el acto.

Después, Felipe VI se ha alejado a las salas de los pasos perdidos, donde ha recibido el ejemplar número uno de una sucesión de serigrafías de una obra de Pepe Cerdá encargada de la Aljafería y ha firmado en el libro de oro del Parlamento aragonés. Más tarde, participó en una recepción en el Salón del Trono con todos y cada uno de los miembros del congreso de los diputados, donde hubo una degustación de modelos de Aragón.

Más información

El Rey afirma que la Aljafería refleja como ningún otro rincón la verdad política y popular de Aragón y España