• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

El presidente del TSJA alarma del aumento de temas en todas y cada una de las jurisdicciones y solicita 2 juzgados mucho más en Zaragoza

img

ZARAGOZA, 23 Sep.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), Manuel Bellido, ha alertado este viernes del aumento de temas que entran en los órganos judiciales de la red social autónoma y ha pedido la apertura de 2 nuevos juzgados de primera instancia en la localidad de Zaragoza. Ha intervenido instantaneamente de apertura del Año Judicial en el Palacio de los Condes de Morata.

Manuel Bellido ha citado la situación de los juzgados y tribunales aragoneses, manifestando que, como en años precedentes, la Justicia aragonesa "tiene éxito parada en términos comparativos con el resto de comunidades autónomas".

"Si tomamos en cuenta las tasas que indican los temas atentos de resolución, contamos, al lado de Navarra, las cantidades mucho más bajas, precisamente mejores que la media nacional. Y si equiparamos la tasa de resolución de temas, nos encontramos en cabeza, por arriba asimismo de la media", ha expuesto.

"Esta situación es producto de un esfuerzo compartido". Por una sección, dijo, de los jueces y jueces, "que actúan con independencia y compromiso", a los que se aúnan fiscales, letrados de la administración de justicia, gobernantes y expertos del derecho. Por otra, del Gobierno de Aragón, que da el soporte material para el desempeño de los juzgados y tribunales, "preciso a fin de que estos logren cumplir eficazmente su función en interés de los ciudadanos".

No obstante, más allá de esta buena situación comparativa, "no debemos acomodarnos, en tanto que la presente situación no invita al optimismo". Ha llamado la atención sobre el aumento de temas en todas y cada una de las jurisdicciones, pero que resulta singularmente alarmante en la civil, "jurisdicción que transporta múltiples años con una esencial sobrecarga de los juzgados de primera instancia".

Estos, particularmente los de Zaragoza, que comúnmente fueron un modelo de desempeño por la velocidad en el señalamiento de los juicios --entre 2 y tres meses-- se están retrasando por el aumento de litigiosidad, de forma que en la actualidad los juicios se festejan en un periodo de entre seis y nueve meses, como media, desde la admisión de la demanda.

Por ello, "si deseamos revertir la situación, que puede agravarse a consecuencia de las adversidades económicas que está provocando la guerra de Ucrania y su influencia sobre la
energía y los mercados, resulta indispensable que para el próximo ejercicio se creen 2 juzgados de primera instancia en Zaragoza".

Bellido ha pedido al Gobierno de Aragón que, "más allá de las adversidades", realice ese esfuerzo presupuestario "que revertirá de forma positiva en los ciudadanos y en la economía aragonesa, adjudicatarios directos del trabajo de los órganos judiciales".

"Debemos ser siendo conscientes de las ventajas que una Administración de Justicia rápida y previsible crea en la buena marcha de la economía, tal como de los perjuicios que los retrasos en el desempeño de los tribunales causan al crédito de un país, espantando la inversión", ha comentado.

En su opinión, un aspecto fundamental para la modernización de la Justicia "es el desarrollo de digitalización, en el que somos punteros en el grupo de las comunidades autónomas".

Una vez implementado el Expediente Judicial Electrónico, el primordial reto es hallar la interoperabilidad entre todos y cada uno de los juzgados y tribunales. "Este pertence a los puntos clave para el éxito del desarrollo de transformación digital".

Según ha manifestado, hablamos de hallar que los órganos judiciales que trabajan con diferentes sistemas en España logren comunicar datos y también canjear información y conocimiento entre ellos y en su relación con otras gestiones, entidades y expertos que ayudan con la Administración de Justicia.

"La presente multiplicidad de sistemas de administración procesal en las comunidades autónomas y las diferencias entre los sistemas informáticos de las gestiones públicas complican el trueque de información", ha apostillado.

El presidente del TSJA ha precisado que la solución a este inconveniente va a acometerse en los próximos meses, empezando, primeramente, por aquellas comunidades autónomas que usan el sistema AVANTIUS, "que son, aparte de la nuestra, Navarra y Cantabria, a las que se ha añadido este año el País Vasco, del que debemos decir que Aragón fué su modelo en el desarrollo de implantación".

Se ha referido, además, a la reforma organizativa de la oficina judicial para hacer "una mejor administración de los elementos personales y materiales" y que conduzca, "como misión última, a la colegiación de los juzgados a través de la creación de los tribunales de instancia".

En su intervención, Bellido ha visto que la preocupación de la sociedad se ha apartado de la COVID-19 a las secuelas de la guerra de Ucrania, de manera especial a la inflación.

"Al lado de estos inconvenientes, hay otros, asimismo muy importantes, que persisten en nuestra vida democrática y que afectan intensamente al desempeño del Poder Judicial y al Estado de Derecho".

Ha aludido de esta forma a "las graves secuelas en que está el Poder Judicial español por la contienda política que impide su renovación y que llevó a eliminar competencias fundamentales del
órgano constitucional".

"La carencia de renovación del CGPJ por el conflicto de los conjuntos parlamentarios, tras prácticamente 4 años desde la finalización de su orden, forma una grave anomalía para el conveniente desempeño de este órgano constitucional", ha sostenido.

"Lamentablemente, en lugar de resolverse, sus efectos se han agravado por la reforma llevada a cabo por la Ley Orgánica 4/2021, que elimina competencias fundamentales del CGPJ en el momento en que está en funcionalidades, impidiéndole denominar a los jueces del Tribunal Supremo y a otros cargos judiciales, situación que crea un grave deterioro en el desempeño del Alto Tribunal que, de proseguir de esta forma, se extenderá próximamente al resto de los órganos judiciales", ha advertido.

Bellido dijo que el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, ha cuantificado los "asoladores efectos" que crea la imposibilidad de volver a poner las plazas vacantes en el Tribunal Supremo, "que próximamente alcanzarán al 25% de sus efectivos. También están sin contemplar 49 presidencias de tribunales de las 116 que ya están en este país", ha glosado.

"Singularmente grave es la situación en la Sala de Justicia del Tribunal Militar Central que, si no se soluciona, a fines de año dejará de accionar por carecer de sus integrantes procedentes del Cuerpo Jurídico Militar por defecto en la Ley, en tanto que las vacantes no pudieron ser repuestas", ha señalado el presidente del TSJA.

Esta situación piensa, por ejemplo secuelas, "una esencial reducción del número de sentencias dictadas por el Tribunal Supremo, tal como un grave retardo en la admisión de los elementos de casación, todo ello con efectos desoladores en la función de creación de la jurisprudencia, que repercute en el resto de órganos judiciales", ha constatado.

En la situacion de Aragón, hoy día hay 2 vacantes que no tienen la posibilidad de cubrirse por esta razón, la presidencia de la Audiencia Provincial de Teruel y la plaza de magistrado del turno autonómico de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia.

Más información

El presidente del TSJA alarma del aumento de temas en todas y cada una de las jurisdicciones y solicita 2 juzgados mucho más en Zaragoza