• domingo 04 de diciembre del 2022
728 x 90

El Patio de la Infanta acoge la exhibe 'Itinerarium' sobre los 500 años de la Hermandad de San Joaquín

img

ZARAGOZA, 15 Sep.

El Patio de la Infanta de Ibercaja acoge 'Itinerarium. Del comercio gremial a la devoción mariana', una exhibe sobre los 500 años de historia de la Hermandad de San Joaquín y de la Virgen de los Dolores. La exposición va a estar abierta al público hasta el próximo 23 de octubre.

El directivo general de la Fundación Ibercaja, José Luis Escrig, ha apuntado a lo largo de la presentación de exhibe que saber la narración de Zaragoza es entender el legado de esta fraternidad.

En este sentido, la jefe del Área de Cultura de Fundación Ibercaja, Mayte Ciriza, ha subrayado que lo piensa esta cofradía para la localidad de Zaragoza es "considerablemente más que salir en procesión y que una cuestión de fe o de espiritualidad".

"Poner en valor todo este legado es proteger nuestra cultura, patrimonio, señales de identidad y el cariño a la tierra", ha asegurado Ciriza.

El propósito de la fraternidad por medio de esta exposición es comunicar con la sociedad el patrimonio de exactamente la misma y su crónica desde el momento en que se funda en el año 1522, expresó el presidente de la Comisión del V Centenario de la Hermandad de San Joaquín, Miguel Estrada.

La fraternidad realiza una tarea "muy reservada" pero se hace cargo de fomentar la Asociación de Caballeros del Pilar, estableció la Asociación de Jóvenes Obreros y Comerciantes o fomenta ECOS y también impulsa la Cámara de Comercio de Zaragoza.

La exhibe da a comprender la vinculación que tiene la fraternidad con el comercio, un aspecto importante en la historia de Zaragoza pero que es irreconocible para una gran parte de los zaragozanos, dijo.

Los personajes principales en su nacimiento fueron los mercaderes y mercaderes quienes hicieron viable el cuidado del avance de la ciudad más importante del Ebro. Tomaron como primordiales objetivos frenar la peste y hacer una composición colega-religiosa para contribuir a sus familias y a todas y cada una esas personas en situación de pobreza, patología o muerte.

El comisario de la exhibe, Domingo Buesa, ha subrayado que no es una exposición que hable de una procesión ni de una devoción, sino cuenta el empeño de hombres y mujeres que a lo largo de 500 años por crear una Zaragoza mucho más próspera, popular y justa. Buesa fué el responsable de concretar la composición de esta exposición que está divida en cinco salas.

La fundación de la Hermandad de San Joaquín centra la sección primera de la exposición en la explicación de la gente que sembraron su origen en 1522. Se trataba de mercaderes y mercaderes que tenían sus shoppings en la presente avenida César Augusto que transporta al Mercado Central y la calle Predicadores, donde establecieron una capilla dedicada al santurrón en el próximo convento de Santo Domingo.

En este sitio, tuvieron su primera sede, lugar desde el que prestaban
asistencia económica y acompañamiento ética a quienes mucho más lo precisaban. En este primer espacio, los visitantes van a poder contemplar testimonios reportajes de la época y elementos devocionales como el portapaz, el
relicario o las tallas de San Joaquín y Santa Ana.

La segunda salón está encargada de la próxima etapa de la Hermandad, desde 1897. En ella se charla de la figura de Manuel Dronda y Ascárraga quien recobró la Hermandad de Comerciantes con el propósito de impulsar su religiosidad, beneficiar la relación con sus dependientes y hallar un par de días festivos para el sector. Además de las referencias visuales y reportajes de la gente mucho más esenciales en esta etapa, asimismo se exhiben proyectos como la talla de San Joaquín del escultor Francisco de Borja.

El comienzo del siglo XX marca la tercera salón de la exhibe, con el 29 de marzo de 1938 como la fecha en que se crea la Sección de la Virgen de los Dolores. A partir de entonces, se integran 56 hermanos sin hábito que acompañan a la Virgen Dolorosa, cincelada por Antonio Palao en 1856 y que puede verse asimismo en la exhibe.

El paseo histórico de la Hermandad sigue con la creación de la Sección de Tambores en 1958. Durante la segunda mitad del siglo XX, sucedió asimismo la incorporación de la mujer vistiendo el hábito de la Cofradía y la creación de la Medalla de Oro. Igualmente, la Hermandad continuó fortaleciendo su tarea asistencial y creando un voluntariado propio en el que se tienen dentro los jóvenes en campañas en pos de los asilados de Bosnia y Kosovo o campañas de obtenida de alimentos, juguetes y donaciones de sangre que convoca su gaceta 'Dolorosa'.

La última salón de la exposición está dedicada al apogeo de la Hermandad en el siglo XXI. En sus primeros años, sucedió el encargo de joyas para vestir a las imágenes y elementos procesionales como los que tienen la posibilidad de verse en la exhibe.

Más información

El Patio de la Infanta acoge la exhibe 'Itinerarium' sobre los 500 años de la Hermandad de San Joaquín

Noticias de hoy más vistas