• viernes 27 de enero del 2023
728 x 90

El PAR solicita solución para las construcciones okupados del Gancho, "transformados en foco de crueldad y delitos"

img

ZARAGOZA, 29 Sep.

El Comité Municipal del Partido Aragonés (PAR) de Zaragoza ha alertado del descontento que medra entre la ciudadanía por los accidentes en el Casco Histórico, en concreto en el Gancho, por el número de inmuebles y viviendas que están okupadas y que son "foco de delitos", entre ellos 2 inmuebles en la calle Pignatelli.

En los últimos días, en estos sitios se han producido delitos contra la salud, incendios provocados y riñas con machetes, ha descrito el PAR en una publicación oficial.

El presidente del Comité Municipal, Jesús Martín, expresó que los vecinos han demandado, "en multitud de oportunidades, a las gestiones que "se pusiese solución a esta situación pues estos pisos, aparentemente y según los vecinos, se usa para el tráfico de drogas, refugio de criminales y hasta sospechan que para la explotación sexual". "Deseamos decir con solidez --enfatizó el PAR-- que no tenemos ganas guatos en Zaragoza, y que los vecinos están en su derecho a vivir seguramente".

Al PAR, los vecinos le pusieron de ejemplo la situacion de la calle Pignatelli 67, el "edificio entero", que forma parte a la Sareb, y "se encontraba okupado por nada menos que 25 familias, hasta el momento en que fueron expulsadas a consecuencia de un incendio por cuestiones de seguridad.

El número 43 de la calle Pignatelli, donde sucedió el incendio, transporta "okupado" ya hace prácticamente una década exactamente la misma el número 48, en el que se han producido "multitud de escaramuzas aun con machetes", han correcto.

"No nos marchamos a fatigar --dijo Martín-- en respaldar a los vecinos en tanto que denunciamos que con el abandono y la humillación de estos inmuebles se marcha generando una okupación que engrosa la bolsa de delitos de Zaragoza, que perjudica a los vecinos que habitan en exactamente la misma calle y las próximas, y que a esta situación no se debe ponerle parches, sino más bien antídoto".

A su parecer, no es de recibo que en la una localidad con la calidad de vida que tiene Zaragoza, este miércoles, en otra región del Casco Histórico "2 menores peleaban tratando uno degollarse uno al otro con arma blanca; un par de días antes hubiese un incendio en un "narco-edificio" pues un cliente enfadado le prendiera fuego al primer piso, al costado haya riñas con machetes".

"Es que semeja --ha visto-- que no estemos comentando de Zaragoza y de ahí que, el Ayuntamiento de Zaragoza y las autoridades pertinentes deberán tomar medidas a fin de que devolver la calma a los vecinos".

Más información

El PAR solicita solución para las construcciones okupados del Gancho, "transformados en foco de crueldad y delitos"