Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

El PAR de Biescas rechaza la política turística del nuevo gobierno de PSOE, CHA y tránsfugas del PP.

El PAR de Biescas rechaza la política turística del nuevo gobierno de PSOE, CHA y tránsfugas del PP.

El Comité municipal del Partido Aragonés (PAR) de Biescas ha expresado su descontento con las decisiones tomadas por el nuevo gobierno de PSOE-CHA y los concejales tránsfugas del PP, que según ellos van en contra del atractivo turístico de la localidad.

La alcaldesa de Biescas, Lorena Cajal, ha generado controversia al rescindir por decreto dos terrazas de establecimientos de hostelería, lo que resulta en una reducción de la oferta de servicios en una zona con un enfoque turístico prominente, según declaraciones del Partido Aragonés.

La portavoz municipal del PAR, Nuria Pargada, ha expresado su preocupación por la toma de decisiones unilaterales, que antes se debatían y estudiaban en comisiones y que ahora se deciden en el seno del tripartito, sin tener en cuenta la opinión del resto de la Corporación, es decir, del partido más votado en las últimas elecciones, el Partido Aragonés.

Pargada ha planteado la posibilidad de que estas decisiones respondan al acuerdo de gobierno en la sombra y que se pretenda limitar la oferta de hostelería por intereses ocultos, o quizás se esté intentando regresar 20 años atrás en el desarrollo turístico de Biescas sin justificación alguna.

"Nos preocupa que este gobierno de izquierda adopte la teoría del decrecimiento, promoviendo la reducción de la actividad económica y frenando el turismo en aras de una supuesta sostenibilidad, una estrategia que ha fracasado en ciudades como Barcelona y que en una localidad como Biescas, con problemas de envejecimiento y despoblación, no podemos permitirnos", ha señalado la portavoz del PAR.

Nuria Pargada ha concluido expresando su confianza en que el gobierno rectifique y apoye todas las actividades empresariales sin imponer obstáculos injustificados, recordando el cambio de postura del PAR al reconocer el acierto de la Feria de la Primavera, evento al que inicialmente se opusieron cuando estaban en la oposición por considerarlo costoso.