• martes 7 de febrero del 2023
728 x 90

El Museo de Huesca presta una lauda sepulcral del siglo IV a una exposición en Córdoba

img

HUESCA, 20 Dic.

Una lauda sepulcral paleocristiana, datada en la segunda mitad del siglo IV, va a viajar hasta Córdoba una vez que el Museo de Huesca haya decidido prestarla para la exposición 'CAMBIO DE ERA. Córdoba y el Mediterráneo Católico', que puede visitarse hasta el 15 de marzo.

Procedente de Monte Cillas, en Coscojuela de Fantova (Comarca de Somontano de Barbastro), esta exhibe está efectuada en caliza y pasta vítrea con la técnica del Opus Tessellatum, nombre que recibe en latín la técnica de mosaico heleno y de roma que, desde teselas de un tamaño mayor a cerca de 4 milímetros, era usada para contemplar enormes áreas.

Esta obra, datada entre el año 350-400, tiene como personaje principal a Rufo, que hace aparición ataviado con una túnica, los brazos superiores y las manos abiertas en actitud orante. En su tercio superior aloja una inscripción latina con crismón, al tiempo que a sus pies se se muestran 2 círculos y 2 palomas con los que se completa la iconografía de la parte.

La institución aragonesa, que aloja una esencial compilación de patrimonio arqueológico, tiene entre sus fines la difusión tanto del propio museo, como de sus compilaciones, cooperando con museos y también instituciones culturales a través del préstamo temporal de piezas de su compilación para formar parte en exposiciones temporales.

El Ayuntamiento de Córdoba organiza esta exposición en tres sedes de la región: el Centro de Creación Contemporánea de Andalucía (C3A), la Sala Vimcorsa y la Mezquita-Catedral. La exhibe, que fue estrenada el pasado viernes, 16 de diciembre, configura un considerable emprendimiento expositivo de carácter en todo el mundo.

Su propósito es anunciar entre los periodos mucho más extraños de la Córdoba de los siglos V y VI. De este modo, la exposición busca conocer el papel del cristianismo como catalizador cultural tras el Imperio Romano, coincidiendo con la consolidación de los reinos salvajes, y el posterior intento de restauración de los territorios del Imperio Romano de occidente por la parte del emperador Justiniano, centrándose en la relevancia que tuvo Córdoba en este desarrollo de creación de una exclusiva civilización.

La exposición está constituida durante más de doscientas de piezas arqueológicas de enorme valor histórico que proceden de museos locales, nacionales y también de todo el mundo, entre las instituciones cooperadoras están Museos Vaticanos, el Museo Arqueológico Nacional de Roma, el Museo Nacional de Arqueología de Lisboa, el Museo Arqueológico Nacional de Madrid o el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, entre otros muchos, y tiene los mucho más recientes elementos museográficos para arrimar estos contenidos a todos y cada uno de los públicos.

Más información

El Museo de Huesca presta una lauda sepulcral del siglo IV a una exposición en Córdoba