• sábado 4 de febrero del 2023
728 x 90

El médico acusado de abusos sexuales, en Zaragoza, reconoce los hechos y llega a un convenio con 30 de las 32 víctimas

img

El letrado de entre las mujeres que continúa con el juicio se opondrá a que no entre en prisión

ZARAGOZA, 20 Dic.

El médico de familia acusado de 26 delitos de abuso sexual consumado y seis en nivel de tentativa, P.F.G.H., ha reconocido los hechos en el primero de los días de la visión oral conmemorada en el juzgado de lo Penal número 2 de Zaragoza y llegó a un convenio con 30 de las 32 víctimas.

A 13 de ellas ahora las ha indemnizado en término de compromiso civil y el juez decidió que no asistan a declarar, como tampoco lo van a hacer las otras 17 que no se han presentado y son protegidas por el Ministerio Fiscal, para evitarles un mayor padecimiento y tener que regresar a rememorar lo sucedido.

El acusado ha depositado 13.300 euros en la cuenta del juzgado para indemnizar a esas 17 mujeres, tal como a las otras 2 con las que no hubo acuerdo, según ha expuesto a lo largo de la visión la letrada del acusado, Claudia Melguizo.

Las 2 mujeres que prosiguen adelante con el juicio declararán el próximo diez de enero, día donde asimismo intervendrán un médico forense y una sicóloga forense, a solicitud de entre las perjudicadas.

Los hechos que se juzgan tuvieron rincón entre octubre de 2020 y abril de 2021, en el momento en que el acusado ejercitaba como médico de familia del Centro de Salud Parque Goya 2 de Zaragoza, correspondiente al Servicio Aragonés de Salud (Salud), más allá de que entre las víctimas es previo, de mayo de 2020, y los hechos tuvieron sitio en el consultorio médico de la ciudad zaragocí de Ricla.

Según el escrito del Ministerio Fiscal, que el acusado ha reconocido, solo se encontraba habilitado para ejercer Medicina General, sin tener titulación en Ginecología o en técnicas diagnósticas de mamografía, pese a lo que se ofrecía a llevar a cabo exploraciones propias de estas especialidades a sus pacientes del hospital.

El mismo escrito muestra que este sujeto proponía las mujeres hacerles exploraciones mamarias y ginecológicas y tocó los pechos y nalgas de múltiples de ellas, a la mayor parte les dio abrazos, y asimismo consta que a ciertas les pasó la mano por la espalda, les afirmaba que eran muy guapas, les trataba de 'cariño', les invitaba a fumar un cigarro en el sótano del centro o a tomar algo fuera del mismo.

El Ministerio Fiscal asimismo le acusa por un delito de intrusismo por el que solicita 12 meses de multa, con una cuota día tras día de 20 euros, esto es, 7.200 euros en suma. Por compromiso civil, pedía indemnizar a las 32 perjudicadas con 600 euros a cada una.

Por los 26 delitos de abuso sexual y seis en nivel de tentativa solicitaba 60 años de prisión en suma, cinco años de inhabilitación particular para el ejercicio de cualquier actividad, cargo, empleo o función relacionada con la Medicina y 4 años de independencia observada.

El titular del juzgado de lo Penal número 2 de Zaragoza ha recordado al acusado que se le considera creador de 26 delitos de abuso sexual consumado, seis de abuso sexual en nivel de tentativa y un delito de intrusismo, a eso que el encausado respondió que reconocía los hechos.

A continuación, las defensas de 13 de las perjudicadas han informado de que habían sido indemnizadas y que renunciaban a testificar "para eludir un mayor padecimiento y tener que regresar a rememorar lo sucedido", conforme han expuesto los distintos letrados. También han renunciado al resto de pruebas que había planteado.

El Ministerio Fiscal asimismo ha renunciado a los testimonios de las 17 mujeres a las que protege "a fin de que no revivan los hechos" y tras haber los reconocido el encausado y haber afirmado éste que acepta las secuelas. P.F.G.H. respondió, a cuestiones del Ministerio Fiscal, que no tenía la titulación de Ginecología o de técnicas diagnósticas de mamografía, si bien ha matizado que estuvo de adentro tres años, a lo largo de la carrera, en el servicio de Obstetricia.

El Ministerio Fiscal sí mantuvieron para la visión oral los testimonios de los 4 agentes de la Policía Nacional que han intervenido en un caso así, quienes han comparecido este martes y se han ratificado en sus reportes y en los atestados.

Uno de los letrados de ámbas mujeres que prosiguen adelante con el juicio ha aportado nuevos reportes médicos y sicológicos, que fueron aceptados por el juez. Asimismo, los 2 abogados que las defienden pidieron al encausado que reconociese los hechos contados en sus escritos de acusación, como éste hizo, tras leer las conclusiones.

El letrado de una de ellas, Alberto Peiró, ha comentado, en afirmaciones a los medios, que hablamos de un caso "de abusos sexuales reiterados" por la parte de un médico de un hospital y, de ahí que, "charlamos de un cumplimiento efectivo que podría llegar hasta los nueve años, aparte de la inhabilitación".

Ha añadido que en su caso solicitan tres años de prisión por un delito consumado de abuso sexual, inhabilitación y una indemnización de 6.000 euros por los perjuicios sufridos en tanto que su protegida "está en régimen psicológico desde ese momento".

Peiró dijo que su protegida no ha amado llegar a ningún acuerdo, sino más bien festejar el juicio y que el acusado pagara "con lo que determine el juez, de conformidad con la ley". Ha apuntado su solicitud será que se cumplan los tres años de prisión que solicitan. "Nos marchamos a oponer a una suspensión excepcional de su entrada en prisión" ya que los hechos sucedidos "son bastante graves y reiterados en el tiempo".

Ha detallado que su protegida prosigue en régimen, con medicación y acudiendo a los expertos "para salir de la bien difícil situación en que está" por las acciones de este médico.

Asimismo, ha contado que asistió al hospital para pedir una derivación a Psicología Clínica "pues estaba en una depresión, en la mitad de un desarrollo de divorcio", ocasión donde el acusado "aprovechó para abusar sexualmente de ella" y "con la explicación de que le iba a ofrecer un abrazo, le acarició el pelo, le tocó los pechos y la besó en la boca retirándole la mascarilla", algo que ocurrió en el otoño de 2020, "en el momento en que todavía había limitaciones por la pandemia" y los pacientes debía asistir solos a la solicitud.

Por su parte, Olga Oseira, letrada de entre las mujeres que llegó a un convenio, ha apuntado que el acusado ha reconocido "todos y cada uno de los hechos". En la situacion de su protegida, padeció "tocamientos fuera de lo común, unas exploraciones que no son las que hay que llevar a cabo por un experto en Ginecología", más allá de que no ha amado aclarar exactamente en qué cuantía fué indemnizada, ni la solicitud de pena de prisión. "Se determinará el último día de la visión", ha apostillado.

La letrada del acusado, Claudia Melguizo, ha detallado que su defendido había depositado en la cuenta del juzgado 13.300 euros, independientemente de las indemnizaciones a las 13 víctimas que ejercitan la acusación especial, que fueron abonadas, cantidad que servirá para las 17 mujeres protegidas por el Ministerio Fiscal y para las otras 2 con las que no se pudo llegar a un convenio.

En afirmaciones a los medios, tras la sesión de este martes, Melguizo ha expuesto que su cliente "ha reconocido todos los hechos, se mostró muy arrepentido", aparte de que ha indemnizado extrajudicialmente a las víctimas que asistían como acusación especial "y ha consignado una cantidad esencial en el juzgado en término de reparación del daño, de conformidad con las proporciones que pedía el Ministerio Fiscal en su escrito de conclusiones".

El juicio seguirá el próximo diez de enero, a las 9.30 horas, día donde comparecerán ámbas mujeres que sostienen la acusación especial, tal como un médico y una sicóloga forenses, aparte de que se emitirán las conclusiones de las partes --Ministerio Fiscal, acusaciones y defensa--, día en el que está pensado que termine el juicio.

Más información

El médico acusado de abusos sexuales, en Zaragoza, reconoce los hechos y llega a un convenio con 30 de las 32 víctimas