Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

El Hospital San Jorge de Huesca incrementará su capacidad de atención con el nuevo acelerador, beneficiando a más de 300 pacientes anualmente

El Hospital San Jorge de Huesca incrementará su capacidad de atención con el nuevo acelerador, beneficiando a más de 300 pacientes anualmente

HUESCA, 31 Ene.

El Hospital San Jorge de Huesca ha puesto en funcionamiento su acelerador, lo que permitirá que más de 300 pacientes de la ciudad y su provincia puedan recibir tratamiento sin tener que desplazarse a Zaragoza. Esta es la primera vez que se instala un equipamiento de estas características fuera de la capital aragonesa, cumpliendo así con una solicitud de pacientes y profesionales sanitarios.

El consejero de Sanidad, José Luis Bancalero Flores, y la alcaldesa de la ciudad, Lorena Orduna, han visitado las instalaciones junto con el gerente del Sector sanitario de Huesca, Luis Canalejo, y autoridades locales y provinciales.

Bancalero ha destacado que esta tecnología es una "excelente noticia para Huesca y, especialmente, para los pacientes con cáncer y sus familias", y ha agradecido a los oncólogos radioterápicos del Hospital Clínico y a los físicos del Hospital Servet que viajan a Huesca para trabajar en esta unidad.

El acelerador lineal de electrones se utiliza para el tratamiento de oncología radioterápica, principalmente para el cáncer. Después de recibir las autorizaciones necesarias y completar las pruebas, se ha comenzado a implementar gradualmente esta tecnología que se centrará principalmente en el tratamiento de procesos cancerígenos de mama y próstata.

En el futuro, se ampliará para incluir otros casos, aunque algunos procesos seguirán siendo tratados en las unidades de los hospitales Clínico y Servet de Zaragoza, por recomendación médica. Se estima que más de 300 pacientes en Huesca podrán recibir tratamiento localmente, sin tener que viajar a Zaragoza.

El acelerador lineal Elekta Versa HD tiene un costo de 2.135.650 euros y el escáner de planificación, que es necesario para todos los aceleradores, cuesta 301.290 euros. Estos fondos son proporcionados por el Plan de Inversiones de Alta Tecnología (INVEAT) de la Unión Europea, del cual Aragón ha recibido 26,5 millones de euros.

El objetivo es renovar el equipo y llevar esta tecnología más cerca de los pacientes, aumentando las capacidades de diagnóstico de los centros públicos. Para instalar estas máquinas, fue necesario construir un búnker para el acelerador, una sala para el escáner TAC y un área de consulta médica y salas de espera para los pacientes.

Todo esto se encuentra en un edificio adyacente al Hospital San Jorge, que tiene una entrada exterior y otra interna para los pacientes ingresados. El nuevo edificio de radioterapia en el Hospital San Jorge tiene una superficie de 497,45 metros cuadrados, y también conecta con el servicio de Urgencias. El costo total de la obra fue de 3.116.372,96 euros.

Para utilizar esta tecnología, se requiere personal formado por un radiofísico del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa y un facultativo de la Unidad Clínica Multihospitalaria de Oncología Radioterápica de Aragón. Este servicio, que atiende a toda la región de Aragón, se ofrece conjuntamente por el Hospital Clínico y el Hospital Servet de Zaragoza, cuyos médicos viajan a Huesca para atender a los pacientes. Además, el Hospital San Jorge de Huesca debe contar con personal propio, incluyendo 3 técnicos superiores en radioterapia, un profesional de enfermería, un auxiliar administrativo y un celador.

La instalación del nuevo acelerador comenzó el 15 de septiembre de 2023 en una sala blindada o búnker, un proceso que tardó aproximadamente un mes. Después, se llevó a cabo la calibración y verificación del equipo. El primer paciente fue atendido este martes, 30 de enero, y se espera que esté completamente operativo a finales de febrero, ya que se pondrá en funcionamiento de manera gradual.

La alcaldesa Lorena Orduna ha señalado que la disponibilidad de esta tecnología en Huesca no solo beneficia a los habitantes de la ciudad, sino que también facilita el acceso al servicio para toda la provincia.

Para el tratamiento de los pacientes, es necesario una coordinación completa entre la Unidad Clínica Multihospitalaria de Oncología Radioterápica de Aragón y el correspondiente servicio de Radiofísica Hospitalaria. Se realiza una planificación y tratamiento personalizado para cada paciente, buscando la mayor precisión y calidad posible. El jefe de Física y Protección Radiológica del Hospital Clínico, Pedro Ruiz, y el jefe de la UCMORA, Martín Tejedor, explicaron las características del equipamiento durante la inauguración.

Entre los asistentes a la inauguración también se encontraba el presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer en Huesca, José Manuel Ramón y Cajal, quien calificó la puesta en marcha de este servicio como "muy positiva" y agradeció la accesibilidad de los profesionales.