• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

El Hospital Miguel Servet de Zaragoza estrena novedosa Unidad de Ictus, con mucho más comodidades y atención adaptada

img

ZARAGOZA, 19 Ene.

La novedosa Unidad de Ictus del Hospital Universitario Miguel Servet (HUMS) de Zaragoza, que se va a poner en marcha desde este viernes, se identifica por sugerir mucho más comodidades para el tolerante y apostar por una exclusiva forma de trabajo pensada a la atención adaptada.

Las instalaciones actualizadas amplían el número de camas de cinco a diez, tienen dentro espacios con luz natural para todos y cada uno de los enfermos, luces graduables en tonos para prosperar el sueño y disminución de estruendos ambiental, por ejemplo actualizaciones.

Antes de su inauguración, la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha visitado la unidad, acompañada por el jefe de sección del área de Neurovascular del servicio de Neurología del HUMS, Javier Marta, y otros integrantes del aparato sanitario que van a trabajar en este espacio.

Sira Repollés ha señalado el "trabajo transversal" que los expertos en temas de asistencia a Ictus van a poder desarrollar en el complejo hospitalario zaragocí. Además, ha apuntado que estas instalaciones están "en sintonía" con la novedosa política que se está instituyendo en los centros de salud aragoneses, de régimen al tolerante como un individuo único, a su ambiente y familia y empoderamiento de su salud y restauración.

Por su parte, Javier Marta ha considerado que hablamos de "una ocasión para mudar las maneras de trabajar y ordenar los circuitos asistenciales pensando en el tolerante". "El enorme cambio --ha continuado el responsable médico-- es prosperar la atención en la experiencia del tolerante y humanización de los cuidados".

"Otra faceta de esta humanización de cuidados radica en realizar al tolerante partícipe de su desarrollo, que conozca bien lo que le ocurrió y qué puede realizar él para procurar eludir que tenga una mala evolución", explicó Javier Marta, destacando que este desarrollo de "alfabetización en salud" piensa una apuesta por la corresponsabilidad del enfermo en el desarrollo asistencial.

La Unidad de Ictus del Hospital Miguel Servet se creó en 2007 y en los últimos años ha atendido entre 580 y 600 pacientes cada un año. Así, este viernes, se procederá al traslado de los pacientes de la planta 7 a la planta 4, con un espacio total de 250 m2. El resto de la especialidad de Neurología ocupará asimismo toda la planta 4.

En cuanto a la composición, se tiene una salón común de atención a pacientes semicríticos con seis camas. Las 4 camas sobrantes se distribuyen en tres habitaciones, una doble y 2 particulares, y su asignación va a depender de su situación clínica, en tanto que las habitaciones extrañas a la salón común hacen más fácil mucho más el movimiento del tolerante y que logre llevar a cabo otras ocupaciones.

Estos espacios se completan con despachos, salas de estar del personal y una salón para terapias recurrentes de los pacientes. La apertura de toda la Unidad se efectuará de manera gradual.

Todos los centros de salud de Aragón, en las tres provincias, tiene un Área de Ictus; al tiempo que solo el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa y el Hospital Universitario Miguel Servet tienen Unidad de Ictus, caracterizada por la existencia de instalaciones para pacientes críticos y un neurólogo de guarda.

Además, el encargado de Neurología ha detallado que el desempeño de la Unidad no solamente se enfoca hacia la vertiente asistencial, sino asimismo trabaja en el contexto de la investigación, dentro en la Red de Investigación de Excelencia del Instituto Carlos III (RICORS), tal como de la docencia.

El conjunto clínico asociado a la Red del Servet se marcha a centrar en estudiar el deterioro cognitivo articulo ictus, en tanto que, hasta hoy, la atención sanitaria se ha centrado mucho más en las secuelas motoras que puede padecer un tolerante tras el incidente cerebro vascular, "pero hay otras consecuencias mucho más sutiles, pero no menos esenciales, como es la depresión, la carencia de motivación y el deterioro cognitivo", ha mencionado Marta.

Más información

El Hospital Miguel Servet de Zaragoza estrena novedosa Unidad de Ictus, con mucho más comodidades y atención adaptada