• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

El Hospital Clínico tiene dentro el primer TAC fantasmal de Aragón que dejará achicar "prácticamente al terminado" la demora

img

ZARAGOZA, 9 Dic.

El primer TAC fantasmal de la red social autónoma ahora está en desempeño en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, lo que dejará achicar la demora "prácticamente al terminado", puesto que la lista de espera para exploraciones normales en Aragón está cerca de los seis y siete meses de media.

El desarrollo de renovación tecnológica que está realizando el Servicio Aragonés de Salud, a través del Plan INVEAT, permitió comprar 2 aparatos de estas peculiaridades. Además del que está en marcha en el Clínico, en los próximos meses se instalará otro en el Hospital Universitario Miguel Servet.

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha visitado este viernes las instalaciones, al lado del gerente del Sector Sanitario Zaragoza III, José Ignacio Barrasa, y el jefe de servicio de Radiodiagnóstico, José Antonio Fernández.

Repollés explicó que este nuevo equipamiento es una tecnología de última generación y "da muchas virtudes a los expertos y al tolerante, por seguridad, menor dosis y radiación y agilidad en la obtención de la imagen".

Además, la titular del Departamento de Sanidad ha señalado que la incorporación del TAC fantasmal permitirá el aumento del número de pruebas que se tienen la posibilidad de efectuar. "Es nuevo y muy moderno, y no reemplaza a ninguno previo, sino es agregada", ha apostillado.

La innovación del TAC fantasmal radica esencialmente en conseguir imágenes radiológicas por la app de 2 haces de rayos X de diferente energía. La imagen fantasmal, al lado de apps de postprocesado destacadas, da varias virtudes y desde la perspectiva de la seguridad del tolerante disminuye la dosis radiológica, tal como la proporción de medio de contraste.

En cuanto a la técnica, divide las densidades de los órganos y tejidos, logrando imágenes de enorme nitidez. Asimismo, su cobertura mucho más ancha facilita llevar a cabo exploraciones en un tiempo mínimo, cualidad singularmente esencial en la atención de pequeños, de mayores o en la exploración de órganos con enorme movilidad como el corazón.

Todos los TAC comprados integran los avances en tecnología en todos sus elementos, como cilindros radiológicos, filas de detectores, filtros de reducción de dosis, agilidad del giro de tubo y del movimiento de la mesa. También tienen dentro apps radiológicas destacadas que dejan al radiólogo progresar claramente las opciones diagnósticas en la exploración de cualquier zona de la anatomía.

Entre los adelantos resalta la app de la IA (inteligencia artificial) y de la imagen fantasmal, puesto que a través de el trabajo de algoritmos sobre millones de datos salvajes comprados se logra prosperar el desempeño de los rayos X, la calidad de la imagen y la reducción de la dosis de radiación.

La tomografía axial computarizada (TAC) ha experimentado múltiples transformaciones durante su crónica de sobra de 40 años, desde la introducción de múltiples filas de detectores y del TAC helicoidal en el cambio de siglo, hasta la tomografía computarizada fantasmal o de energía dual, creada en los últimos 15 años.

Durante este periodo de tiempo, su app en la práctica clínica, a través de los avances en tecnología y con una demanda creciente, fué consiguiendo el papel de una exploración radiológica frecuente para atender a pacientes en ocasiones muy distintas.

En el Hospital Clínico de Zaragoza, en los últimos diez años esta clase de pruebas ha incrementado un 71 por ciento --cerca de un siete por ciento de forma anual--, llegando a sobrepasar los 22.600 TAC cada un año en este centro. Este desarrollo de la demanda hay que, esencialmente, a la ampliación de las posibilidades de los aparatos.

Es un instrumento primordial para entablar el diagnóstico y pronóstico de patologías del sistema inquieto, el aparato digestivo, respiratorio, genitourinario o musculoesquelético, de esta manera para la planificación de tratamientos quirúrgicos y el rastreo de la efectividad de los tratamientos oncológicos.

Resulta "indispensable" en la atención a pacientes que asisten a los servicios de emergencias, en especial gracias a accidentes cerebrovasculares, politraumatizados o con procesos descompensados o agudizados.

El jefe de servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Clínico, José Antonio Fernández, ha detallado que la demanda de escáner no es estática y hoy en día se considera una exploración "rutinaria", que no dejará de incrementarse.

Este nuevo TAC fantasmal elevará el número de pruebas de esta clase que tienen la posibilidad de realizarse en el Clínico hasta las 33.000, en tanto que todos estos equipamientos deja llevar a cabo unas 11.000 por año.

Este nuevo equipamiento, conseguido por un precio de 1.172.354 euros, es uno de 28 equipos que el Servicio Aragonés de Salud va a conseguir a través del INVEAT, merced al como Aragón tiene 26.578.606 euros de presupuesto para actualizar tecnología sanitaria.

Los objetivos de este plan son esencialmente 2. Por un lado, achicar la obsolescencia del parque tecnológico de equipos de alta tecnología; y por otro, subir por lo menos un 15 por ciento la tasa media de consistencia de equipos de alta tecnología por cien.000 pobladores, para con esto prosperar la igualdad en el ingreso a estas tecnologías.

Por otra sección, el Sector Zaragoza III renovará en los próximos meses el otro TAC y también incorporará uno nuevo en el Centro de Especialidades Inocencio Jiménez, ampliando la dotación de 2 a tres equipos.

Más información

El Hospital Clínico tiene dentro el primer TAC fantasmal de Aragón que dejará achicar "prácticamente al terminado" la demora