• domingo 04 de diciembre del 2022
728 x 90

El Gremio de Panaderos de Zaragoza solicita al Gobierno central medidas en oposición al coste de la energía y las materias primas

img

ZARAGOZA, 27 Oct.

El sector de panaderos de la provincia de Zaragoza ha solicitado al Gobierno de España que ponga en marcha medidas para calmar la situación que atraviesa este campo "clásico y vertebrador" frente al aumento del coste de la energía, los carburantes y las materias primas que emplean para la elaboración de sus modelos.

Así, este viernes, 28 de octubre, el sector de panaderos de Zaragoza se sumará al parón de 15 minutos convocado en todo el país por la Confederación Española de Organizaciones de Panadería (Ceoppan). Tendrá rincón de 12.00 a 12.15 horas, bajo el lema 'Sin luz no hay pan' y a lo largo de este tiempo, los trabajadores de estos establecimientos van a salir a la calle para argumentar a la sociedad cuál es la situación que atraviesan.

El secretario general de la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (ECOS), Vicente Gracia, al lado de integrantes de la junta directiva del Gremio de Panderos de Zaragoza, Laura Marcén, de la panadería Ecomonegros de Leciñena; Eva Sola, de Horno Escosura de Zaragoza; y Antonio Corral, de Panaderías Agrupadas de Caspe, han explicado cuáles son las resoluciones que demandan desde el campo.

"Solicitamos que la sociedad nos asista a salir adelante pues somos un campo clásico y vertebrador", ha manifestado Antonio Corral, de Panaderías Agrupadas de Caspe, agregando que de no mudar la situación de hoy "nos observaremos abocados a cerrar y deseamos que los pueblos contengan sus panaderías".

Por su parte, el secretario general de ECOS, Vicente Gracia, ha señalado que las panaderías artesanales representan una sección fundamental del modelo comercial de Zaragoza y estos cierres afectarían a otros subsectores de actividad, como son hostelería o los comedores.

Corral ha comentado que son las panaderías las que aceptan la mayoría de los costos derivados del aumento del precio de la energía, de los carburantes y de las materias primas que usan todos los días para la elaboración de sus modelos, como la harina, el azúcar, la levadura o el chocolate. "Hay otra sección del coste que la movemos a los clientes del servicio, que comprenden la subida de los costos, pero prosigue sin ser bastante para contemplar costos", ha lamentado.

Ha continuado enseñando que este campo trabaja con materias primas habituales y no tienen aptitud para desafiar a enormes distribuidoras que tienen pan precocido y tienen contratos con ellas a los que los pequeños establecimientos no llegan.

Igualmente, Laura Marcén, de Ecomonegros, ha subrayado que el valor de la luz, el gas y la harina se ha encarecido de enorme manera, "solo la luz subió entre un 30 a un 40 por ciento".

En esta línea, el sector de panaderos de Zaragoza insta al Gobierno de España a subvencionar "de forma real" la energía, utilizar una rebaja de los costos sociales y deflactación del IRPF, tanto en el tramo nacional como autonómico, en tanto que la mayor parte de los socios son autónomos, ha apostillado Antonio Corral.

Asimismo, solicitan que se extiendan las medidas para asistir al alquiler destinadas a particulares asimismo para los locales; y la puesta en marcha de mecanismos RED de elasticidad y estabilización del empleo para lograr pedir medidas de reducción de día y suspensión de contratos de trabajo para, de este modo, sostener los puestos, por el hecho de que gracias a la subida del IPC "las ventas dismuyen".

Por otra sección, Eva Sola, de Horno Escosura, ha lamentado que las panaderías de los pueblos están cerrando sus puertas "pues les resulta irrealizable llevar a cabo en frente de los impuestos", en tanto que el mayor volumen de trabajo se registra en verano, pero los pagos llegan a lo largo de todo el año.

"No tenemos la posibilidad de tener repercusión al cliente todo cuanto se elevan nuestros costos, y en este momento no tiene que ver con trabajar mucho más, en esta situación cuanto mucho más trabajas mucho más se pierde debido al alto precio de la energía", ha remarcado. Además, ha apostillado que, en esta situación, "me veo abocada a no continuar en este negocio".

Según datos de la patronal, en España están en desempeño unos 12.000 locales de fabricación de pan artesanal que dan empleo a unas 190.000 personas y varios de ellos avisan de que no podrán subsistir a la subida de la factura de la luz.

Más información

El Gremio de Panaderos de Zaragoza solicita al Gobierno central medidas en oposición al coste de la energía y las materias primas

Noticias de hoy más vistas