Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

El Gobierno de Zaragoza reduce precio de adjudicación para obras del Centro Cívico Hispanidad a 5,8 millones.

El Gobierno de Zaragoza reduce precio de adjudicación para obras del Centro Cívico Hispanidad a 5,8 millones.

El Gobierno de Zaragoza ha adjudicado, en su reunión de esta mañana, por 5.840.643,92 euros, con IVA, las obras de ejecución del Centro Cívico Hispanidad. Los trabajos serán desarrollados por Construcciones Mariano López Navarro, que se ha impuesto a otros seis candidatos, y en cuya oferta se incluye un ahorro de 537.523,05 euros para las arcas municipales y reduce en 60 días el periodo de las obras, pasando a ejecutarse en 22 meses.

"Un proyecto que es una reivindicación histórica de los vecinos, que se convierte ahora en una realidad y que podrá por fin comenzar sus obras antes del inicio del verano", ha explicado el consejero de Urbanismo e Infraestructuras, Víctor Serrano.

Este equipamiento "se levantará en el solar municipal de 7.400 metros cuadrados, junto a la calle del Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles", ha añadido Serrano, quien ha recordado que el proyecto "llevaba en el olvido desde 2007 y tras una larga reivindicación vecinal, este Gobierno está cumpliendo con su compromiso de ejecutarlo para dar servicio al distrito Delicias en su parte sur, carente de un equipamiento de estas características".

"El edificio tendrá un total de 3.194 metros cuadrados construidos, diseñado por el arquitecto municipal José Javier Gallardo, con dos volúmenes conectados que facilitarán la accesibilidad y la interdependencia de usos, con el objetivo de alcanzar la sostenibilidad funcional", ha recordado Serrano.

Uno de los edificios (1.380 metros construidos) se desarrollará en planta baja y contiene la Sala Multiusos y la zona de exposiciones. El otro, con 1.810 metros cuadrados construidos, estará conectado al anterior para formalizar una planta en 'V', que se desarrolla en dos alturas: la planta baja (905 metros cuadrados construidos) incorpora la recepción, el Centro de Convivencia de Mayores y el Bar Restaurante; mientras que en la planta segunda (882 metros cuadrados construidos) se ubican los talleres, las salas de actividades físicas y culturales, una sala de estudio y la biblioteca.

Habrá una segunda fase en la que incorporará la Casa de Juventud, el Centro Infantil de Tiempo Libre y el espacio exterior para la práctica deportiva y las actividades culturales, porque "este equipamiento pretende dotar al barrio de un centro cultural y sociotécnico que permita actividades multidisciplinares para todos los públicos", ha destacado Víctor Serrano. Este proyecto está llamado a generar una red de conexiones interdependientes en el ámbito comunitario, englobada en la escala de barrio, albergando usos habituales demandados por su área de influencia.

Además, siguiendo los proyectos sostenibles y energéticamente neutros, el diseño del edificio atiende a los aspectos ecológicos, energéticos y de mantenimiento. Se han contemplado medidas pasivas y activas para reducir consumos y producir energía, pero también para hacer visible esa información de cara a sus usuarios, compartirla de manera abierta y cercana como un ejercicio pedagógico.

Además, el proyecto planea la vida útil del edificio desde su periodo inicial hasta un posible cambio de uso futuro. La cubierta del volumen desarrollado en dos plantas es vegetal y la envolvente se materializa con acristalamientos eficientes y el aislamiento extra de muros y cubiertas. Los sistemas de iluminación son de tecnología led, con detectores de presencia, los equipos eléctricos están optimizados y se implantarán sistemas de gestión de la energía. La climatización (calefacción, aire acondicionado y ACS) combinan la aerotermia, la producción fotovoltaica en cubierta y la ventilación optimizada.

Además del autoconsumo, el proyecto se plantea para la futura inclusión del equipamiento en una comunidad energética para la obtención y venta del excedente de energía eléctrica.

El proyecto del Centro Cívico de Hispanidad, tras más de 16 años paralizado, ha pasado a lo largo de este último año todos los trámites administrativos previos, como la exposición pública para la incorporación de mejoras y sugerencias de las entidades vecinales y sociales del distrito, así como de cualquier ciudadano. De esta manera, tras la licitación que ahora se lanza y la adjudicación aparejada, podría comenzar sus obras antes de llegar a mitad de 2024.