• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

El Gobierno de Zaragoza bonificará el 20% del transporte público para complementar el 30%, desde el 1 de enero

img

ZARAGOZA, 30 Dic.

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado la bonificación del 20 por ciento de las tarifas del colectivo y del tranvía en sus primordiales abonos --tarjeta multiviaje, abono 30, abono 90, abono 365 y abono joven-- para complementar la bonificación vigente del 30 por ciento.

Esta medida dejará achicar un 50 por ciento el valor del transporte urbano a lo largo de los próximos meses y va a suponer para la localidad un coste increíble de 1,2 millones de euros por mes, según el servicio de Movilidad Urbana, que van a ser 14 millones de euros en el
en el caso de que esta medida se alargue al segundo semestre del 2023.

De este modo, pese al aumento de costos del servicio, se avanzará en la meta de hacer más simple el ingreso al transporte público de las familias zaragozanas, tal como de recobrar el 20 por ciento de clientes que se perdieron a lo largo de los últimos años a consecuencia de la pandemia.

Como consecuencia de esta medida, el Ayuntamiento de Zaragoza deberá aumentar su subvención de forma anual al transporte para contemplar el déficit del servicio. Así, si en 2019 la aportación municipal ha supuesto algo menos del 50 por ciento del coste real del transporte público, que en este momento va a pasar a ser del 74 por ciento. Mientras tanto, la aportación de los individuos en 2023 por medio de los billetes va a ser del 14 por ciento del coste total y el Gobierno de España contribuirá con un 12 por ciento por medio de su subvención.

En este sentido, al coste increíble de la bonificación del 20 por ciento de los abonos va a haber que sumar de ahora en adelante la revisión del precio por km del ómnibus urbano aprobada asimismo este viernes, que se ha aumentado en un 14 por ciento y va a tener un encontronazo de 11 millones de euros cada un año.

Además, el Gobierno de Zaragoza dió el día de hoy luz verde a la revisión quinquenal obligatoria en este servicio, que va a tener un encontronazo presupuestario de otros 3,5 millones de euros.

Por ello, paralelamente a la aprobación de la reducción del precio de los abonos del transporte público, el Gobierno municipal ha acordado la revisión de las tarifas de 2023 dependiendo del IPC, una medida que contribuirá a asegurar la sostenibilidad económica del autobús y del tranvía al unísono que dismuyen las tarifas comunes.

Se logrará de esta manera sostener la subvención del 30 por ciento del Gobierno de España, se va a aumentar ese descuento hasta el 50 por ciento y se reducirá que el encontronazo presupuestario de estas ayudas en las cuentas de 2023, que no contemplaban ciertas de estas medidas.

Según las previsiones efectuadas por el Servicio de Movilidad, el autobús y el tranvía van a tener un coste de forma anual en 2023 de 123,5 millones de euros, a los que va a haber que sumar el ajuste por inversiones de prácticamente diez millones de euros.

Descontados los capital previstos por abonos y billetes y la subvención del Gobierno de España, el déficit juntado va a ser de sobra de 90 millones de euros, un récord histórico al que jamás se había enfrentado el Ayuntamiento de Zaragoza. Consecuentemente, el ahínco efectuado con los impuestos de los zaragozanos va a ser asimismo increíble, razón por la que el Gobierno de Zaragoza se marcó la meta estratégico de recobrar el 20 por ciento de clientes que han descuidado el transporte público, para lo que la bajada del precio de los abonos y la optimización de la flota van a ser
esencial.

Finalmente, el Gobierno de Zaragoza ha aprobado el Plan Anual de Servicios de 2023 de Avanza, que fija en diez.990.601,57 km el servicio hasta el 31 de julio de 2023 --fecha donde acaba la concesión-- y en 18.962.097,30 km hasta el 31 de diciembre de
2023. Esta previsión de kilometraje se aprueba sin perjuicio de que entonces logren efectuarse ediciones para amoldar el servicio a las situaciones para asegurar la calidad en la prestación del mismo y también ingresar actualizaciones en las líneas.

Con esta medida el viaje con la tarjeta va a pasar de valer 53 céntimos de euro a 41 céntimos; el abono de 30 días se disminuye de 28 a 21,54 euros; el abono de 90 días de 73,40 se queda en 56,49 euros y con carnet joven de 55 a 42,35 euros; el abono de 365 días se rebaja de 251,60 euros a 193,56 euros, que con el cané joven va a pasar de 188,70 a 145,18 euros.

La tarjeta de pensionista sigue gratis y tampoco cambia su precio el billete simple en horario nocturno --Búho Ómnibus-- en 1 euro. Solo sube el billete simple que de 1,40 euros pasara a valer 1,50 euros.

Más información

El Gobierno de Zaragoza bonificará el 20% del transporte público para complementar el 30%, desde el 1 de enero