• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

El Gobierno de Aragón remata el Decreto-ley de ayudas para ganaderos y labradores damnificados por el incendio de Ateca

img

ATECA (ZARAGOZA), 3 Ago.

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón está finalizando el Decreto-ley de ayudas para los labradores y ganaderos de la Comunidad de Calatayud. Así se lo ha trasmitido este miércoles, el asesor Joaquín Olona a los alcaldes de los ayuntamientos damnificados por el incendio forestal de Ateca, que se declaró el pasado 18 de julio y se dió por extinguido el 1 de agosto.

En el acercamiento, que tuvo rincón en el Consistorio atecano, asimismo estuvieron presentes el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Juan Antonio Sánchez Quero, y la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), María Dolores Pascual.

Olona explicó que su departamento está finalizando el Decreto-ley de ayudas destinadas a los labradores y ganaderos damnificados y ha adelantado que el propósito es aprobarlo y publicarlo este mes de agosto.

Del mismo modo, el asesor anunció que asimismo se trabaja en una exclusiva forma de administración de las ayudas que dejará achicar los plazos "sensiblemente" basado en una fórmula de concesión directa y con carácter inusual, que dejará abonar a los damnificados con la mayor celeridad viable.

El Servicio Provincial de Zaragoza hizo un primer avance de los usos del suelo en el perímetro perjudicado por el incendio, que por último es de 13.825 hectáreas, distribuidas de la próxima forma: diez.500 hectáreas de monte, de las que 7.000 son pasto arbustivo, 2.500 arboladas y 1.000 hectáreas de pastizales y eriales. También se vieron perjudicadas 3.000 hectáreas de tarea, de las que 2.560 son de secano y 445 de regadío. Otras 25 hectáreas se corresponden con otros usos.

Un total de 1.170 hectáreas se corresponden con pastos declarados en el Pacto Agrícola Común (PAC) y que, por consiguiente, sostienen ayudas a la ganadería extensiva, con lo que necesita de la adopción de medidas administrativas, que se estudian, para sostener la actividad ganadera a lo largo de los próximos años.

Asimismo, 5.885 cabezas de ganado se van a ver de forma directa perjudicadas por el ingreso a dicho pastos. "Esto necesita de la búsqueda de resoluciones elecciones de pastoreo para enfrentar la restricción impuesta por nuestro incendio, tal como la app de ayudas inusuales vía el Decreto-ley en el que se trabaja", explicó el titular de Agricultura.

Respecto al ámbito agrícola, las mayores dolencias se ubican en los cultivos leñosos, cuyas superficies tanto en secano (1.070 hectáreas) como en regadío (241 hectáreas) tienen diferentes grados de afección.

Además, unas cien hectáreas en regadío y en torno a 200 en secano presentarían dolencias "graves o muy graves y que en su mayor parte requerirán su arranque y replantación", ha señalado el asesor. Estos daños a los cultivos leñosos afectan a 126 labradores, de los que 47 son sucesos de explotaciones prioritarias.

Las infraestructuras colectivas de riego gestionadas por las comunidades de la región se vieron "dificultosamente perjudicadas" en una extensión de 1.695 metros lineales, con lo que asimismo necesitan de su instantánea reposición, ha concluido Olona.

Más información

El Gobierno de Aragón remata el Decreto-ley de ayudas para ganaderos y labradores damnificados por el incendio de Ateca