Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

El Gobierno de Aragón rebaja el nivel de emergencia por la crecida del Ebro pero permanece en alerta.

El Gobierno de Aragón rebaja el nivel de emergencia por la crecida del Ebro pero permanece en alerta.

El Gobierno de Aragón ha desactivado este lunes, 4 de marzo, a las 9.00 horas, el nivel 1 de la fase de emergencia del Plan especial de protección civil de emergencias ante el riesgo de inundaciones en Aragón (PROCINAR) por la evolución de la crecida del Ebro. En la actualidad, permanece activado en fase de alerta.

El hecho de mantener en esta fase supone que hay informaciones procedentes de los sistemas de previsión y alerta sobre situaciones que, por su evolución desfavorable, podrían dar lugar a inundaciones, sin que la situación actual suponga un riesgo inmediato para la población y sus bienes, ha informado el Ejecutivo autonómico.

Desde el Centro de Emergencias 112 Aragón han recordado que, en caso de inundaciones, en casa es necesario cerrar bien puertas y ventanas, así como las salidas de ventilación; colocar los documentos importantes, objetos valiosos, alimentos y agua potable, así como a los animales domésticos, en puntos elevados y situar los productos peligrosos en lugares protegidos; desconectar el interruptor general de la luz; y no bajar a subterráneos, ni permanecer en sitios bajos.

En el exterior conviene alejarse de cauces de barrancos, torrentes y de sus puentes; no estacionar el coche a la orilla de ríos o en cauces de barrancos, ramblas, torrentes y puentes, ni cerca de ellos; tampoco cruzar con el vehículo vados que salvan barrancos u otros tramos de carretera si están inundados, dado que la fuerza del agua podría arrastrar el coche.