• martes 29 de noviembre del 2022
728 x 90

El Gobierno de Aragón pone en marcha un Plan de Impulso a la Economía Social con 70 medidas para aglutinar al campo

img

Esta actividad representa cerca del 6% del PIB de la red social autónoma y agrupa al 3,6% de los afiliados a Seguridad Social

ZARAGOZA, 27 Jun.

El nuevo Plan Aragonés de Impulso a la Economía Social 2022-2025 fué anunciado este lunes por la consejera de Economía, Planificación y Empleo del Ejecutivo autonómico, Marta Gastón, y va a estar dotado con unos 80 millones de euros, unos 20 por ejercicio, con la meta de hacer mas fuerte a un campo que piensa el seis por ciento del PIB de la red social y agrupa al 3,6 por ciento de los afiliados a la Seguridad Social.

Esta estrategia, que trata de contestar a un grupo de pretensiones y ocasiones en las tres provincias, es fruto del desarrollo participativo creado en los últimos meses, en colaboración con el campo y dirigido por el Departamento de Economía, Planificación y Empleo del Gobierno de Aragón.

Para su avance, se han fijado 70 medidas que dejarán ofrecer contestación a 4 desafíos específicos, vinculados al respaldo de la gente que tienen dentro la economía popular en Aragón y la vertebración del territorio; la consolidación, desarrollo y también innovación popular del campo; la generación de red social; y el deber y la participación activa de todos y cada uno de los agentes implicados.

"Aragón debe ser un líder de futuro en economía popular", ha subrayado la consejera, y indicó que la Ley de Economía Social, en tramitación en las Cortes, "debe coexistir con esta estrategia, caracterizada por su elasticidad y su aptitud de adaptación y de reorientación, si fuera preciso. Es un acompañamiento al emprendimiento legislativo".

Asimismo, la consejera enfatizó en la "enorme resistencia" de la economía popular en instantes de crisis con lo que "en tiempos de bonanza" debe amplificarse, por el hecho de que alén de la rentabilidad de sus ocupaciones, sus provecho reportan en la sociedad, por poner un ejemplo, favoreciendo el establecimiento poblacional.

Entre las medidas dentro en este plan, figura la puesta en marcha de capacitación concreta y bonificada al lado de la Escuela de Organización Industria (EOI) en áreas como la mercadotecnia digital para cooperativas.

También se hará una investigación de pretensiones y ocasiones en el campo por regiones, para lograr impulsar ideas en este ámbito, y se va a crear una red de economía popular para promover el empleo en zonas poco pobladas, aparte de beneficiar la inter-cooperación entre las propias entidades que conforman el ámbito.

Además de arrancar el Consejo Aragonés de la Economía Social, como máximo órgano de coordinación, interlocución y participación en esta materia, se marcha a integrar representación del campo en los órganos de participación del Consejo Económico y Social de Aragón.

En el avance de las medidas del Plan de Impulso, van a estar implicadas distintas direcciones en general y organismos del Gobierno regional. Así, de la colaboración entre el Centro Europeo de Empresas y también Innovación de Aragón (CEEIARAGON) y Aragón Exterior (AREX) va a salir una aceleradora para compañías de economía popular, que se sumará a un programa de mentoring y al consejos especializado, acompañamiento en temas de internacionalización o financiación concreta, mediante la Sociedad para el Desarrollo Industrial de Aragón (SODIAR).

Igualmente, el plan recopila incentivos fiscales, como la deducción en el IRPF por inversión en entidades de economía popular, con el propósito de ser colega en esta clase de entidades; la incorporación de criterios de adjudicación a las compañías de economía popular en las licitaciones públicas impulsadas por el Gobierno de Aragón, según se contempla en la presente Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público, o medidas tributarias para la deducción por inversión en este género entidades de economía popular.

Para admitir la tarea de este ámbito y las entidades que lo constituyen, se declarará el 24 de febrero como el 'Día de la Economía Social en Aragón', coincidiendo con la fecha donde se causó el enfrentamiento a la integridad de la futura Ley de Economía Social en las Cortes autonómicas, un hecho que, a falta de la aprobación determinante de la regla, la consejera ha señalado por ser su "pistoletazo de salida legislativo".

Del mismo modo, se marcha a convocar un 'Sello Aragón Economía Social' para admitir a las compañías que resalten en este ámbito y se publicará una declaración institucional a la que van a poder sumarse los implicados en la promoción y también impulso de este campo.

A todo ello hay que sumar todas y cada una de las ayudas del INAEM para respaldar el empleo en cooperativas y sociedades laborales y también impulsar su competitividad o de las subvenciones dirigidas a compañías de inserción y centros destacables de empleo, aparte de para la difusión de la economía popular en la red social.

Todas estas medidas persiguen diez objetivos escenciales, entre ellos, impulsar y apreciar el potencial transformador de la economía popular, su generación de empleo de calidad y su contribución a la vertebración territorial, a la igualdad popular y al avance económico; remarcar la eficacia de estas entidades; y fomentar su innovación y el intraemprendimiento.

Además de beneficiar el diálogo con la Administración y los conjuntos de interés, tal como la apertura a la digitalización, la economía circular y colaborativa o la internacionalización; asimismo el impulso a la colaboración público-privada tanto en la constitución de novedosas entidades, como en la consolidación del ámbito.

De forma paralela a la puesta en marcha de esta estrategia, en las Cortes de Aragón sigue la tramitación de la Ley de Economía Social, que actuará como marco jurídico de actuación para futuros proyectos de impulso de esta clase de modelo económico, en el como se abarcan cooperativas, sociedades laborales, centros particulares de empleo, compañías de inserción, asociaciones, fundaciones, y sociedades agrarias de transformación.

Este ámbito colega-económico tiene una extensa presencia y también implantación en la red social autónoma puesto que, según el último informe sobre la situación de la economía popular en Aragón, elaborado por la Cátedra de Economía Social y Cooperativas de la Universidad de Zaragoza (UZ), está conformado por 5.218 organizaciones.

Las distintas entidades de economía popular representan el 5,75 por ciento del total de las compañías aragonesas, el 0,2 por ciento mucho más que el año previo; y utiliza de forma directa a cerca de 20.496 personas, el 3,6 por ciento del empleo total en Aragón y el 0,21 por ciento mucho más en relación a 2019.

Para el rastreo del plan, se formará un conjunto técnico y se examinará la evolución de indicadores, como el número de compañías que conforman el campo y cuántas se forman de año en año, el número medio de trabajadores con los que cuentan, su cifra de negocio y el número de personas formadas en ocupaciones promovidas en esta estrategia.

"Pretendemos que, de la mano del Proyecto de Ley la economía popular, sea un motor complementario a todas y cada una esas compañías, enormes, pequeñas o autónomos, que en nuestra red social contribuyan a hacer más simple la generación de empleo, de riqueza, y den respuestas específicas a ocasiones que disponemos en Aragón", ha apostillado Gastón.

A todas y cada una ellas, "las identificaremos, las divulgaremos y vamos a trabajar con ellas como agentes difusores", pero naturalmente, "las incentivaremos para impulsar su creación de actividad y consolidación", ha sostenido la consejera.

La información sobre el Plan Aragonés de Impulso a la Economía Social está libre en 'https://www.aragon.es/-/economia-popular'.

Más información

El Gobierno de Aragón pone en marcha un Plan de Impulso a la Economía Social con 70 medidas para aglutinar al campo

Noticias de hoy más vistas