Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

El Gobierno de Aragón brinda su apoyo al Banco de Alimentos de Huesca, contrastando con la insuficiente ayuda del Estado.

El Gobierno de Aragón brinda su apoyo al Banco de Alimentos de Huesca, contrastando con la insuficiente ayuda del Estado.

HUESCA, 15 Ene. - La consejera de Bienestar Social y Familia, Carmen Susín, ha destacado el compromiso y solidaridad del Gobierno de Aragón con el Banco de Alimentos de Huesca para solucionar la falta de ayuda por parte del Gobierno de España.

Susín visitó el Banco de Alimentos de Huesca y dejó claro que el Gobierno de Aragón ha aprobado tres ayudas en los presupuestos del 2024 para los tres bancos de alimentos de la comunidad. Una ayuda de 100.000 euros para el de Zaragoza y dos ayudas de 50.000 euros para los de Huesca y Teruel.

La consejera indicó que debido a la reducción de fondos por parte del Gobierno de España, algunas familias quedarán fuera de la ayuda alimentaria que ofrece el Banco de Alimentos.

Ante esta situación crítica, el Gobierno de Aragón ha decidido aprobar estas tres ayudas como ayuda directa, y posteriormente buscarán soluciones en colaboración con los bancos de alimentos y las entidades para solventar la falta de ayuda del Gobierno de España.

La alcaldesa de Huesca, Lorena Orduna, acompañó a la consejera en su visita al Banco de Alimentos y defendió la colaboración institucional en este tema.

Por su parte, la presidenta del Banco de Alimentos de Huesca, Julia Lera, agradeció las aportaciones institucionales en un momento difícil, ya que el Banco tiene que hacer frente a gastos como la compra de alimentos y el mantenimiento de las instalaciones.

Lera también agradeció la solidaridad y generosidad de los oscenses, ya que en la última campaña de recogida de alimentos se obtuvieron 85.000 kilos, con una disminución mínima respecto a la campaña anterior.

Asimismo, expresó que actualmente es más difícil recoger productos como aceite y pañales, y que se necesita sobre todo conservas cárnicas, de pescado o legumbres embotadas, que son proteínas que se pueden facilitar sin necesidad de congeladores. También resaltó la importancia de tener en cuenta los precios energéticos para cocinar los alimentos.

La presidenta del Banco de Alimentos de Huesca aboga por concienciar a los jóvenes sobre el despilfarro y el desperdicio alimentario.