Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

El Gobierno da luz verde al Plan de Integración del polígono La Melusa de Tamarite, que incluye alojamiento social.

El Gobierno da luz verde al Plan de Integración del polígono La Melusa de Tamarite, que incluye alojamiento social.

En una decisión aprobada este miércoles, el Consejo de Gobierno de Aragón ha dado luz verde al ambicioso Plan de Interés General de Aragón (PIGA) para el desarrollo del polígono logístico La Melusa en Tamarite de Litera (Huesca). Este proyecto espera albergar a unas 2.000 personas una vez esté operativo, ofreciendo viviendas públicas gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento y el Gobierno de Aragón.

El consejero de Fomento, Vivienda, Movilidad y Logística, Octavio López, ha revelado en una conferencia de prensa que el terreno abarcará 1.650.000 metros cuadrados distribuidos en dos subsectores. Uno de ellos, con una superficie de 1.390.000 metros cuadrados, estará destinado a usos logísticos y contará con acceso a la autovía A-22, mientras que el otro subsector albergará viviendas para atender la demanda residencial en la zona.

"Estamos enfocados en no solo impulsar el desarrollo económico en la región, sino también en proporcionar viviendas para los trabajadores", explicó López.

Una de las futuras atracciones del Polígono La Melusa será la construcción de un apartadero ferroviario de carga para trenes de 750 metros de longitud, en la segunda fase del proyecto, con conexión directa a la Red de Carreteras del Estado.

El PIGA aprobado abarca la ordenación urbanística, el estudio ambiental estratégico, el proyecto de urbanización de las áreas logística y residencial, y el plan de reparcelación.

La inversión privada para la primera fase será de 20 millones de euros, mientras que la segunda fase requerirá 96 millones, lo que asciende a un total de 116 millones de euros. Este proyecto, liderado por Ponentia Logistic, promete generar empleo y riqueza en la comarca de La Litera.

Se espera que las obras, que comenzarán con un equipo de un centenar de trabajadores en la primera fase y aumentarán a 200 personas en total, se extiendan a lo largo de tres años.

López anunció que se realizarán cesiones obligatorias de aprovechamientos urbanísticos tanto para el Ayuntamiento como para el Gobierno de Aragón, cada uno recibiendo el cinco por ciento. Además, el Gobierno de Aragón podrá impulsar la construcción de 80 viviendas públicas, de un total estimado entre 230 y 240, algunas en formato unifamiliar y otras en edificaciones de baja altura.

Según el consejero, este proyecto privado es vital para el desarrollo de la región y resaltó la importancia de las infraestructuras ferroviarias en medio de un sector logístico en crecimiento. López también elogió el legado de los Gobiernos anteriores en el avance de la logística en la región desde finales del siglo pasado.