• viernes 27 de enero del 2023
728 x 90

El Ejecutivo aragonés destina 8,6 millones cada un año a los seguros agrarios que considera "una necesidad imperiosa"

img

ZARAGOZA, 24 Ene.

El directivo general de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón, Jesús Nogués, ha apuntado que el seguro agrario siempre y en todo momento fué "una necesidad completamente imperiosa" y, hoy en dia lo es mucho más aún a raíz del cambio climático y los fenómenos meteorológicos que cada vez son más extremos. El Ejecutivo autonómico destinó el año pasado 8,6 millones de euros en subvenciones para ayudar el coste de la contratación de estos seguros.

Así lo expresó en rueda de prensa antes del comienzo de la día divulgativa conmemorada este martes en la ciudad más importante aragonesa sobre el seguro de frutales en Aragón.

"Debemos ser capaces entre todos de sostener el seguro agrario como una herramienta importante frente al ámbito que se aproxima", ha asegurado Nogués, al paso que ha instado a las Administraciones, a que en colaboración con nuestro campo, a ser capaces de progresar estas líneas de seguros a fin de que prosigan siendo útiles en el nuevo ámbito derivado del cambio climático.

El directivo general ha recordado que a los 8,6 millones se le suman los 26 millones auxiliares que contribuye el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación por medio de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA), lo que piensa un total de 34,4 millones de subvención a los labradores y ganaderos aragoneses para respaldar el coste de contratación del seguro.

"El Gobierno de Aragón cree que debe respaldar de una manera mucho más importante a los jóvenes labradores que se han incorporado al ámbito, quienes tiene el acompañamiento máximo tolerado por la normativa europea del 65 por ciento", explicó Nogués. En este sentido, ha señalado como líneas de afirmamiento de mayor encontronazo económico las similares con las producciones de frutales, los cultivos herbáceos extensivos y la retirada y destrucción de cadáveres de animales que absorben respectivamente el 40 por ciento, el 24 por ciento y el 16 por ciento del coste de las primas.

Ha continuado diciendo lo siguiente: "En un sistema de producción como el agrario, situado esencialmente a la intemperie, el sistema de afirmamiento agrario de las producciones resulta indispensable. Debe ser, de todos modos, un coste mucho más en el capital circulante a tomar en consideración por los labradores y ganaderos debiendo formarse en una herramienta capaz, caso de generarse un siniestro, de garantizar el cuidado de nuestra vida de las explotaciones".

El directivo territorial de Agroseguro en Aragón, Juan Cruzán, ha recalcado que el 2022 fué un año de "alta siniestralidad" a consecuencia de las crecidas de agua de enero, las heladas de principios de abril, las fuertes bajadas de temperaturas que dañaron a los frutales o a los cultivos de frutos secos, aparte de los instantes de altas temperaturas en los meses de verano, las tormentas de pedriscos o los incendios, entre otros muchos "fenómenos meteorológicos desfavorables".

Estos hechos se tradujeron en que los labradores demandaron por siniestros agrarios a Agroseguro mucho más de 185.000 hectáreas de todo género de cultivos, prácticamente un 40 por ciento mucho más que el año previo. Las reclamaciones proceden de 555 términos municipales, o sea, mucho más del 75 por ciento del total de los 731 ayuntamientos que tienen dentro Aragón, hicieron algún género de reclamación. Además, de las diez.491 reclamaciones de siniestro en líneas agrícolas, cerca del 60 por ciento se corresponden con cultivos herbáceos extensivos.

Las indemnizaciones ascendieron hasta lograr los 118 millones de euros, un número que fué calificada por Cruzán como "completamente récord". Un apunte que se vió aumentado en un 60 por ciento en comparación con los daños registrados en el año previo.

Por provincias, Huesca es la que amontona las mayores indemnizaciones, con 74,45 millones de euros de los 118 que se han abonado en el grupo total de la Comunidad aragonesa. Zaragoza ha recibido 35,36 millones de euros, y Teruel 8,49 millones de euros.

La intensa helada registrada a lo largo de la primera semana de abril fué la encargada de la mayoría de las indemnizaciones, al ocasionar daños por un valor de 71,8 millones de euros en producciones frutales. En preciso, Agroseguro ha abonado 48,8 millones de euros a fruticultores de Huesca, 19,8 millones a productores de Zaragoza y 3,2 millones a productores de Teruel.

Además, las heladas asimismo fueron las primordiales causantes del alto incremento en los daños y también indemnizaciones a los productores aragoneses de almendro, que se han alto hasta los 5,4 millones, en oposición al prácticamente millón de euros abonado en la campaña previo.

Los daños registrados por los ganaderos asegurados en las distintas líneas de seguros pecuarios supusieron un total de 16,7 millones de euros, y las indemnizaciones a productores de herbáceos extensivos 15,8 millones. El resto de indemnizaciones abonadas, hasta llenar el total, corresponden a siniestros de cereza, con 4,4 millones, hortalizas, viñedo u olivar, entre otros muchos cultivos.

CONTRATACIONES

Tal y como aseguró Juan Cruzán, este 2022 ha concluido con un capital asegurado de 1.343,7 millones de euros, 746.686 hectáreas, mucho más 4 millones de toneladas de producción, aparte de 56.411.064 animales asegurados.

De las 34.696 pólizas, 25.435 se corresponden con el ámbito agrícola y forestal y las 9.261 sobrantes con el pecuario y acuícola. Durante el 2022, los frutales y cultivos herbáceos concentraron cerca del 82 por ciento del capital asegurado, y mucho más del 88 por ciento de la producción asegurada de la rama agrícola.

Respecto a los campos ganadero y acuícola, el seguro de retirada y destrucción de animales fallecidos en la explotación (RyD) representó el 71,5 por ciento de los animales asegurados.

La provincia de Huesca es la que tiene mayor cifra de contratación, puesto que agrupa el 51 por ciento del capital asegurado, 685,47 millones de euros, y 306.114 hectáreas. Le prosigue la provincia de Zaragoza, con 530,99 millones de capital asegurado y 309.997 hectáreas; al tiempo que Teruel tiene 127,22 millones de euros y 130.575 hectáreas.

"Los labradores y ganaderos son siendo conscientes de la necesidad de tener un seguro agrario como forma viabilidad de sus explotaciones, y mucho más en oposición al cambio climático", ha añadido.

En el grupo nacional, el directivo de Producción de Agroseguro, Sergio Andrés, ha manifestado que el año 2022 ha acabado con un capital asegurado que llega hasta los 16.400 millones de euros y las primas se han ubicado sobre los 860 millones de euros.

En cuanto a siniestralidad, el año pasado, Agroseguro ha abonado 770 millones en indemnizaciones a los labradores y ganaderos de toda España. Andrés ha incidido en que 2022 se ha caracterizado por tener el siniestro más esencial de los 42 años de historia del seguro agrario, que fue la helada del primer fin de semana de abril, que afectó primordialmente a la región del Ebro que ocasionó estragos en los últimos frutales y en los almendros.

Más información

El Ejecutivo aragonés destina 8,6 millones cada un año a los seguros agrarios que considera "una necesidad imperiosa"