• martes 29 de noviembre del 2022
728 x 90

El CITA publica el tercer libro de una serie sobre legumbres y hortalizas habituales de Teruel

img

ZARAGOZA, 16 Jul.

El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) ha anunciado el tercer libro de la serie 'Legumbres y Hortalizas habituales de Teruel preservadas en el Banco de Germoplasma Hortícola de Zaragoza (BGHZ-CITA)', escrito por Cristina Mallor, estudiosa del Departamento de Ciencia Vegetal con el que se cierra la compilación encargada de las variedades turolenses.

Este tercer libro da un giro cerca de los cultivos de especies hortícolas de Teruel que no tuvieron cabida en los otros 2 de la serie que le anteceden, y que trataron sobre Legumbres (volumen I) y sobre Cucurbitáceas y Solanáceas (volumen II), conforme han informado desde el Ejecutivo autonómico.

En este volumen se tratan 14 cultivos correspondientes a seis familias botánicas: La Familia Alliaceae: cebolla y puerro; la Familia Apiaceae o Umbelliferae: apio, zanahoria y chirivía; Familia Asteraceae o Compositae: escarola, cardo y lechuga; Familia Boraginaceae: borraja; Familia Brassicaceae o Crudiferae: col de hoja, repollo y coliflor y, por último, la familia Chenopodiaceae: acelga y espinaca.

El trabajo que se muestra en esta publicación fué efectuado en el marco del emprendimiento 'HortalizaTE. Hortalizas y Legumbres Tradicionales de Teruel: caracterización, evaluación y valorización', respaldado por el Gobierno de Aragón a través del Fondo de Inversiones de Teruel (año 2020), con participación del Gobierno de España, a través del Ministerio de Hacienda.

El emprendimiento tiene la meta general de fomentar el cultivo de variedades habituales de hortalizas y legumbres de Teruel como una opción alternativa posible el territorio.

El Banco de Germoplasma Hortícola de Zaragoza tiene mucho más de 18.000 muestras correspondientes a mucho más de 300 cultivos o especies y está designado a la conservación de la biodiversidad de los cultivos hortícolas, introduciendo las legumbres, tal como las especies silvestres similares con apariencia de semillas.

La conservación de la biodiversidad es clave para enfrentar los desafíos del futuro, y en ese sentido, Teruel, por la variabilidad de sus agro sistemas y la dispersión de sus núcleos rurales generó durante los años una enorme variedad. El grupo de los tres volúmenes publicados muestra la compilación turolense que sigue en el mencionado Banco de Germoplasma Hortícola de Zaragoza.

Además, ciertas muestras que se describen en el libro pertenecen a la compilación del Banco de Semillas Hortícolas de Teruel, que se creó en el contexto de la idea para atender necesidades de hortelanos turolenses apasionados en la restauración de su cultivo.

Al terminar el emprendimiento, la compilación del CITA de Teruel tiene 76 muestras correspondientes a 21 cultivos, que proceden de 27 localidades turolenses, y se han atendido 44 necesidades y suministrado 339 muestras, siendo zanahoria, pimiento, tomate, acelga, borraja y calabacín, los cultivos mucho más pedidos.

El Banco de Semillas de Teruel, que tiene su continuidad con el emprendimiento 'Siembre Teruel', busca hortelanos que apadrinen estas variedades para seguir con la tarea de restauración de estos cultivos. El libro se puede preguntar en la biblioteca del CITA en el próximo link: 'http://hdl.handle.net/10532/5976'.

Más información

El CITA publica el tercer libro de una serie sobre legumbres y hortalizas habituales de Teruel

Noticias de hoy más vistas