• lunes 20 de marzo del 2023
728 x 90

El CITA muestra las vivencias estudiosas del emprendimiento INTACT sobre la utilización sostenible de la trufa

img

ZARAGOZA, 11 Feb.

Investigadoras del emprendimiento europeo Horizonte 2020 INTACT --Innovación en el cultivo, conservación y procesamientos de los elementos de trufas silvestres-- han anunciado esta semana, en el CITA del Gobierno de Aragón, sus vivencias en torno al empleo sostenible de la trufa.

Carolina Barroetaveña (Argentina), Zaklina Marjanovic (Serbia) y Eva Tejedor (España) han informado sobre las ocupaciones que han creado en los últimos tres años en este emprendimiento que quiere detallar una red de trueque de personal de investigación en torno al empleo sostenible de trufas silvestres y cultivadas.

Se incluye el cultivo, tal como el pretratamiento, la conservación y el procesamiento de las trufas. El emprendimiento, que cuenta entre sus asociados con la Diputación Provincial de Huesca (DPH), se inició en el primer mes del año de 2022, han correcto desde el Departamento de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento.

Por su parte, Eva Tejedor, estudiosa del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), ha contado las ocupaciones que ha realizado en los tres últimos años en Argentina, en el Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico (CIEFAP), en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), los dos de Argentina; tal como en la Confederación Italiana de Agricultores (CIA) de la zona de Umbría en Italia.

Tejedor ha apuntado que su estudio ha analizado el perfume de sobra de cien trufas, tal como del estado de las plantaciones en lo que se refiere a contaminantes. Además, ha contado que a lo largo de su estancia en Italia efectuó el análisis de AND de sobra de 40 modelos trufados para advertir la clase de trufa añadida.

Por otro lado, Eva Gómez, técnico del Centro de Investigación y Experimentación de Truficultura (CIET) de la Diputación Provincial de Huesca, ha completado su estancia en el Instituto Nacional de Investigación sobre Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (INRAe) de Francia en el transcurso de un mes.

Gómez dió cuenta de las visitas que ha realizado a las diferentes parcelas en localidades correspondientes a las zonas de Gran-Este, Ródano-Alpes, Gironda-Aquitania, Región Indre y Loira. Además, ha anunciado las trabajos de investigación y servicios de truficultura en el CIET.

Asimismo, Carolina Barroetaveña, estudiosa del Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico (CIEFAP) de Argentina, trabajó con los estudiosos del conjunto de Truficultura del Departamento de Ciencia Vegetal, Pedro Marco, Sergio Sánchez, Sergi García, tal como Eva Tejedor, con los que coopera en el centro.

Para la micóloga argentina, piensa un enriquecimiento del conocimiento de la trufa negra, desde el cultivo de la trufa hasta las apps postcosecha. En este sentido, Barroetaveña ha proclamado que este emprendimiento "impulsará el saber y la aptitud científica para desarrollar tanto viveros como plantaciones en Argentina".

Zaklina Marjanovis, estudiosa del Instituto de Investigación Multidisciplinar de la Universidad de Belgrado (Serbia) fué la responsable de enseñar las ocupaciones que ha creado en la compañía de Graus Aragotruf, dedicada al viverismo, la truficultura y la venta de este hongo y de artículos trufados, que asimismo participa como colega en el emprendimiento.

La estudiosa serbia ha contado que la experiencia "fue muy enriquecedora y resultó un enorme estudio para más tarde aplicarlo en Serbia". Además, ha realizado visitas a viveros, ferias y plantaciones a lo largo de su estancia en España.

La Diputación Provincial de Huesca ha resultado una institución definitiva en el momento de conseguir este emprendimiento, puesto que tiene el Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura (CIET), asimismo situado en Graus. En total, en el emprendimiento hay 17 adjudicatarios y asociados académicos y no académicos.

INTACT está financiado con 1.357.000 euros, de los que 101.200 euros corresponden al CITA, 41.400 euros a la Diputación Provincial de Huesca y 13.800 euros a Aragotruf. Esta idea asimismo ha recibido fondos del Programa de Investigación y también Innovación de la Unión Europea Horizonte 2020, en el marco del Grant Agreement número 101007623.

Más información

El CITA muestra las vivencias estudiosas del emprendimiento INTACT sobre la utilización sostenible de la trufa