• sábado 4 de febrero del 2023
728 x 90

El Ayuntamiento de Zaragoza insta al desalojo del viejo IES Luis Buñuel antes del 23 de enero

img

ZARAGOZA, 29 Dic.

El Gobierno de Zaragoza ha requerido a la Asociación Centro popular Comunitario Luis Buñuel el abandono y desalojo del viejo centro del mismo nombre ubicado en el Casco Histórico, con la fecha límite del 23 de enero.

Será entonces en el momento en que se verificará estado del inmueble del que se va a hacer cargo la sociedad municipal Zaragoza-Vivienda para lograr accionar y también comenzar, por fases, su reconversión en centro civil para este distrito.

Este requerimiento se ha acordado tras el coche judicial del pasado 30 de noviembre del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 que rechaza las medidas cautelares pedidas por la citada Asociación para suspender la ejecución del acuerdo del Gobierno de abandono de las instalaciones.

El asesor municipal de Participación Ciudadana, Javier Rodrigo, informó de que se la meta es transformar este equipamiento en el centro civil "esperado por los vecinos del Casco Histórico".

Las sentencias dan la razón al Gobierno de la región que "cumple con sus deber y pretensiones de un distrito y de los vecinos para ofrecer un mejor servicio", enfatizó.

El Gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza elabora este requerimiento tras denunciar el convenio firmado en el tercer mes del año de 2018 con la Asociación CSC Luis Buñuel por el que se le cedió la utilización de este edificio de propiedad municipal. La demanda del convenio, alentada por los incumplimientos de las condiciones firmadas, forzaba a este colectivo a dejar el centro en el período de seis meses desde la finalización del intérvalo de tiempo de cesión.

Los reportes municipales constataban, entre otros muchos incumplimientos, la utilización de espacios del viejo edificio no incluidos en el anexo del Convenio, tal como la imposibilidad de efectuar las inspecciones municipales pedidas. Estas son las causas que, frente a la próxima finalización de la vigencia del convenio el 26 de marzo de 2022, conllevaron la demanda de éste y la restauración del edificio
para la utilización municipal libre de efectos y ocupaciones.

Además, los tribunales ahora han dictado 2 sentencias que anulaban el acuerdo por el que se materializó la cesión. Una primera sentencia de 2019 fue ratificada en el mes de septiembre de 2021 por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, que desechó el recurso anunciado por la asociación ocupante.

Rodrigo ha reconocido que ignoran como va a ser el desalojo, pero la fecha límite es el 23 enero y "no hay resolución judicial que avale la continuidad de la entidad ocupante" y ha añadido que se actuará en el momento en que se tenga disponibilidad.

Sobre la oportunidad de reclamar daños en el caso de que el interior tuviese desperfectos respondió que "no hay perseverancia de como está el inmueble" y ha añadido que se va a estudiar y comprobarán los métodos legales para accionar o reclamar desde el Ayuntamiento de Zaragoza.

El expediente aprobado en Gobierno pide asimismo a la asociación ocupante del inmueble la designación de un gerente en el período de siete días desde la fecha de distribución del requerimiento para comparecer y atender a los gobernantes municipales.

Javier Rodrigo ha recordado que la restauración del viejo centro Luis Buñuel para todos y cada uno de los zaragozanos, "y no solo para unos pocos", fue una promesa de este Gobierno municipal que "próximamente va a ser una situación".

El Casco Histórico no tiene centro de mayores a pesar de que la
población mayor de 60 años piensa el 27% del total y un 11,76 % tiene mucho más de 75 años, según los datos del padrón municipal.

Ha explicado que el centro civil se va a hacer por fases y entre las primeras tiene 558.000 euros para adecuar la planta baja y demoler forjados y tabiques, aparte de progresar la carpintería para llevar a cabo un comedor, cafetería, salón, almacén vestuario y 4 salas-taller para realizar ocupaciones.

La primera etapa del futuro centro civil del Casco Histórico se destinará a un centro de mayores y se situará en la planta baja, que tiene una área de 1.722 m2.

Zaragoza Vivienda ahora ha desarrollado un emprendimiento que contempla la creación de un comedor, una cafetería, además de esto un área de administración y un salón de actos de 207 m2, a los que se aúnan los vestuarios y un almacén.

El futuro centro de mayores dispondrá asimismo de 4 salas para la realización de clases y talleres, una de ellas va a ser una salón activa con mucho más de cien m2.

Las proyectos de esta primera etapa van a consistir en la adecuación del interior de la planta baja para lo que va a ser preciso demoler forjados y tabiques y crear nuevamente el espacio. Casi todas y cada una de las instalaciones interiores, tal como la carpintería van a ser novedosas en la mayoría de las situaciones, al paso que se rehabilitarán los exteriores.

Más información

El Ayuntamiento de Zaragoza insta al desalojo del viejo IES Luis Buñuel antes del 23 de enero