• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

El Ayuntamiento de Zaragoza disminuye la deuda en 167 millones de euros desde junio de 2019 a marzo de 2022

img

Navarro comunica una exclusiva modificación de crédito en el mes de septiembre para asumir el incremento del coste de la energía y la subida de tipos

ZARAGOZA, 3 Ago.

La consejera de Presidencia, Hacienda y también Interior del Ayuntamiento de Zaragoza, María Navarro, ha manifestado que desde junio de 2019, en el momento en que Partido Popular y Ciudadanos aceptaron el gobierno de la región, hasta marzo del año vigente, última fecha con datos actualizados del Banco de España, la institución municipal ha achicado la deuda en 167 millones de euros.

En rueda de prensa, Navarro ha sostenido que el gobierno PP-Cs ha cumplido "con lo que nos comprometimos con los ciudadanos" y, sin tener en consideración a Madrid y Barcelona, "somos de las enormes urbes de España que mucho más hemos achicado la deuda en comparación con el presupuesto total".

La consejera municipal ha contado que en 2018 el Ayuntamiento de Zaragoza "no cumplía la regla de gasto, el ratio de la deuda era del 120 por ciento, teníamos pendiente de realizar un plan económico financiero, que nos hacía no ser seleccionables en el momento de soliciar fondos al Gobierno de España para abonar sentencia judiciales y no teníamos ninguna oportunidad de endeudarnos en un largo plazo".

Todo esto, dijo, "lastraba el avance de la institución y las cuencas municipales" y fueron "4 ladrillos a los que nos tuvimos que combatir de manera continua en ocasiones de adversidad", que se dieron a lo largo de esta empresa, como la pandemia.

El de hoy aparato de gobierno consiguió en sus tres años adelante de la institución realizar la seguridad presupuestaria y la regla de gasto, achicar el ratio de la deuda del 120 al 77 por ciento, tras aprobar un plan económico financiero "que hemos cumplido", consiguiendo una aptitud de financiación de 138 millones de euros, "el 16 por ciento mucho más que en 2018".

Navarro ha remarcado, también, que tres años después "somos seleccionables para soliciar fondos del Gobierno de España y poseemos bastante aptitud de financiación".

La consejera de Hacienda ha detallado que en 2015, según fuentes del Banco de España, la localidad tenía 1.028 millones de euros de deuda, en 2019, se redujo hasta los 830 millones, y la previsión a fines de 2022 es que se situé en los 624 millones de euros.

Ha aclarado que el previo gobierno de la región "amortizó deuda, pero pues estaban obligados por ley" a asignar los remanentes de Tesorería a esa finalidad, al paso que el presente lo recogía en su programa electoral siendo "la localidad mucho más endeudada de aquellas con mucho más de 300.000 pobladores".

Con esta finalidad, Navarro indicó que solamente asumir su compromiso como consejera de Hacienda sostuvo una negociación con el Gobierno de España para poder ver, "factura por factura", la imputación de la deuda del tranvía y "conseguimos reducirla en cuestión de meses en 62 millones de euros".

Ha añadido que otra de las primeras medidas fue una amortización de deuda adelantada de sobra de ocho millones de euros contra el presupuesto municipal "pues había que aprobar el plan económico financiero" y eso demandaba achicar la deuda "en poco tiempo", algo que dejaba "ser seleccionables, entrar a fondos y poder abonar los mucho más de 30 millones de euros de sentencias judiciales" atentos.

Según la legislación, las entidades locales tienen la posibilidad de endeudarse en un largo plazo, si el volumen total del capital vivo no sobrepasa del 75 por ciento de los capital corrientes y asimismo, anterior autorización, si no sobrepasa el 110 por ciento.

A colación, Navarro ha detallado que en el momento en que llegaron al gobierno de la región, ese porcentaje se encontraba en el 116 por ciento, al paso que a fines de 2019 ahora era del cien,89 y, hoy día, se ubica en el 88,45, con la previsión de terminar el año en el 80,25 por ciento.

Esta situación ha supuesto que en este momento se asiste a préstamos de entre diez y 20 millones de euros, "no de 50 millones, como hacían antes" y "solo pagamos intereses por el importe de que disponemos y no por la integridad del préstamo", "operando en función de las pretensiones", algo "que ahorra un coste esencial de intereses a las arcas municipales".

Ha añadido que, en los últimos cinco años, el Ayuntamiento ha comprado 35 millones de euros en intereses, pero en este momento se abona "bastante menos" y, por servirnos de un ejemplo, en el último informe trimestral anunciado en la Comisión de Hacienda comprueba que se han comprado 62.000 euros de intereses en tres meses, "lo que refleja lo que hemos achicado".

La consejera municipal ha considerado "sensato y responsable administrar bien las cuentas municipales para lograr combatir los instantes de contrariedad", como ocurrió en estos tres últimos años y como puede ocurrir más adelante próximo "con la que viene".

En este sentido, anunció una exclusiva modificación de crédito para el mes de septiembre, para llevar a cabo en frente de la inflación, al incremento del coste de la energía, a la subida de los modelos de interés, "que nos afectan por la deuda que poseemos", y al transporte público, que no se ha recuperado tras la pandemia y todavia tiene el 30 por cientos menos de usos.

Navarro ha comentado que la resolución del gobierno previo de la adquisición directa de la energía fue "deplorable" y "es un lastre para la economía de la región" por el hecho de que el coste "se prosigue aumentado". Así, si en 2021 se pagaron 26 millones de euros por este término, la previsión para el grupo de 2022 es de entre 45 y 48 millones.

"Tendremos que realizar frente sí o asimismo" a todos estos incrementos y para eso se efectuará una exclusiva modificación de crédito "mayor" que la previo, que fué de 6,8 millones de euros, de los que mucho más de tres fueron premeditados a la subida de tipos --para lo que se han designado 800.000 euros-- y al coste energético.

"Va a haber que ofrecer de baja partidas del presupuesto municipal, lo hicimos solamente llegar y lo vamos a hacer mientras que estemos rigiendo" pues "hay que abonar la luz" y "a los ciudadanos, en el momento en que se les cuenta la realidad, tienen la capacidad de comprenderlo", ha esgrimido la consejera de Hacienda.

Navarro asimismo ha comentado que el Ayuntamiento de Zaragoza ahora se anticipó con sus medidas a las establecidas por los decretos del Gobierno de España y desde marzo el iluminado ornamental de inmuebles y monumentos continúa apagado en casi todos ellos.

Solo se mantuvieron ciertos singularmente significativos vinculados a las sendas turísticas nocturnas y se apagan cerca de la medianoche. Según la consejera de Hacienda, esto va a sospechar un ahorro de 2,1 millones de euros "de aquí a fin de año".

En la situacion de las luces de Navidad, ha apuntado que más allá de que hubo una inversión esencial en la adquisición de exactamente las mismas, el consumo no es tan alto por el hecho de que se tiene material que es eficaz desde el criterio energético.

Ha añadido que el coste energético de la iluminación navideña del año pasado fué de unos 4.000 euros, mucho más IVA, un "gasto menor", pero "que repercute en el comercio y en la localidad" pues incentiva el consumo en los pequeños establecimientos "que lo pasan muy mal a fin de que hagamos demagogia" con el iluminado navideño, ha opinado.

Más información

El Ayuntamiento de Zaragoza disminuye la deuda en 167 millones de euros desde junio de 2019 a marzo de 2022