Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

El Ayuntamiento de Zaragoza aboga por proteger la soberanía alimentaria y acabar con la competencia injusta.

El Ayuntamiento de Zaragoza aboga por proteger la soberanía alimentaria y acabar con la competencia injusta.

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza aprobó una moción presentada por VOX, con el apoyo del PP y en contra del PSOE y ZeC. Esta moción insta a tomar medidas para garantizar la soberanía alimentaria, combatir la competencia desleal y fortalecer la preferencia comunitaria en el ámbito de las competencias autonómicas.

Otro punto importante de la moción es la conservación del medio natural en armonía con el sector primario. Se aboga por revisar los acuerdos comerciales con terceros países y suspender aquellos que no cumplan con las normas sanitarias y medioambientales impuestas a los productores nacionales.

La moción también muestra apoyo a las protestas y reivindicaciones del mundo rural contra las políticas ecologistas que amenazan su viabilidad. Además, se respaldan los acuerdos de las Cortes de Aragón de apoyo al sector agrario.

Sin embargo, se han rechazado aspectos de la moción que denunciaban el Pacto Verde Europeo y pedían la derogación de políticas inspiradas en dicho pacto. VOX considera la Agenda 2030 una "estafa piramidal" que perjudica especialmente a los trabajadores del campo.

La portavoz de ZeC criticó la moción de VOX, alegando que niega el cambio climático y rechaza la Agenda 2030. Advierte sobre la necesidad de actuar rápidamente para garantizar un planeta sostenible y evitar que las futuras generaciones "coman plástico".

Por su parte, el concejal del PSOE criticó a VOX por oponerse al progreso y priorizar la grandeza de España sobre otros temas. Argumentó que el cambio climático es en parte causado por el ser humano, aunque para VOX eso es menos relevante.

En otro tema, el concejal del PP denunció una presunta trama de cobro de comisiones en la compra de mascarillas por parte del Gobierno de España. Se destacó el apoyo a los acuerdos de apoyo al sector agrario en las Cortes de Aragón y se criticó al Gobierno central por perjudicar al sector agrario con políticas medioambientalistas.

Por último, se rechazó una moción de ZeC que buscaba respaldar acciones en apoyo al 8 de marzo y enarbolar la bandera feminista en el Ayuntamiento de Zaragoza como símbolo de apoyo a las mujeres.