• sábado 4 de febrero del 2023
728 x 90

El 2,42% de los conductores da positivo en alcohol o drogas en la campaña de la Policía Local de Zaragoza en Navidad

img

ZARAGOZA, 13 Ene.

La Policía Local de Zaragoza hizo 6.283 pruebas de alcoholemia a lo largo de la campaña de control y supervisión creada del 5 de diciembre al 8 de enero, la primera etapa de ella, hasta el 11 de diciembre, en colaboración con la DGT. En total, se practicaron 1.714 pruebas mucho más que el año previo y de los conductores sometidos a etilometría, el 2,42% (152) dió positivo, un número afín a la registrada el año pasado, del 2,39%, con 109 positivos en 4.569 pruebas.

Además, los agentes detectaron 25 positivos por drogas, eminentemente por consumo de cocaína, cannabis (THC) y anfetaminas, con porcentajes afines. Las pruebas de detección de drogas no se ejerce a todos y cada uno de los conductores, solo a esos que, habiendo dado negativo en alcohol, detallan signos que patentizan que no se encuentran en plenas facultades para conducir, informó el Ayuntamiento de Zaragoza en una publicación oficial.

Todos estos controles se han saldado con 177 conductores denunciados, 44 por formas de proceder tipificadas como delito y 133 por infracciones de tipo administrativo, que representan el 75% del total. En este sentido, los desenlaces revelan un descenso de los ilegales penales, que pasaron de representar el 31,25% de las demandas el año pasado al 24,8% en esta última campaña.

Como consecuencia de estas infracciones, los agentes de la Policía Local han inmovilizado 90 automóviles, entre ellos, tres motos, tres bicicletas y diez automóviles de movilidad personal (VMP). De ellos, 44 eran conducidos por conductores que incurrieron en delito. En estas situaciones, el vehículo siempre y en todo momento es inmovilizado por el hecho de que debe quedar predisposición judicial. En la situacion de infracciones administrativas, unicamente se traslada al depósito en el caso de que no haya otro conductor que logre hacerse cargo de él.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha recordado que conducir con una tasa de alcohol mayor a la establecida o con presencia de drogas en el organismo forma una infracción administrativa muy grave con sanciones de hasta mil euros y retirada de 4 a 6 puntos del permiso de conducir.

Esa conducta pasa a ser delito en el momento en que la tasa de alcohol en aire espirado sobrepasa los 0,60 miligramos por litro o los 1,2 gramos por litro en alcohol en sangre o en el momento en que se conduce un vehículo de motor o ciclomotor bajo la predominación de drogas tóxicas, estupefacientes, substancias psicotrópicas.

En esta situación, el conductor se encara a penas de cárcel de tres a seis meses, multa de seis a 12 meses o a trabajos en beneficio de la red social de 31 a 90 noventa días, aparte de la retirada del carnet de uno a 4 años.

El alcohol está que se encuentra en una tercer parte de los accidentes fatales que se generan como aspecto concurrente o desencadenante. Conducir bajos sus efectos multiplica, en dependencia de la tasa, entre 2 y 15 ocasiones el peligro de padecer un incidente y, además de esto, está relacionado con lesiones mucho más graves. A medida que la concentración de alcohol en la sangre incrementa en el conductor, la tasa de incidencia de accidentes asimismo se aumenta.

Asimismo, piensa una mayor mortalidad, siendo un aspecto relacionado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas. Actualmente, el consumo de alcohol representa la segunda causa de accidentes, solo tras el exceso de agilidad. Por eso, la única tasa de alcoholemia segura es cero en tanto que aun las tasas ubicadas en los márgenes legales tolerados acrecientan el peligro de padecer un incidente.

Más información

El 2,42% de los conductores da positivo en alcohol o drogas en la campaña de la Policía Local de Zaragoza en Navidad