• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

CHA demanda una reforma estructural del sistema energético como herramienta para agarrar la inflación

img

ZARAGOZA, 3 Jul.

Chunta Aragonesista (CHA) demanda una reforma estructural del sistema energético como herramienta para agarrar la inflación. En este sentido, el presidente de la capacitación política, Joaquín Palacín, ha señalado que el máximo al precio del gas "no dió los desenlaces aguardados" y las medidas planteadas "no son mucho más que parches".

Palacín, ha lamentado la subida del IPC en el mes de junio, que alcanzó el diez,2 por ciento en comparativa de forma anual, el mayor nivel desde abril de 1985, como resultado del alza continuada de los costos del carburante, del gas y de la electricidad, conforme han correcto desde CHA.

"Tanto la gasolina como el gasoil prosiguen encadenando máximos, reduciendo la renta de los hogares y subiendo los costos de las compañías, empujándolas a subir costes en una dañina activa que consigue a todos y cada uno de los ámbitos de la economía, en especial en los alimentos", ha apostillado.

Por otro lado, el presidente de CHA ha opinado que el máximo al precio del gas no dió hasta el día de hoy los desenlaces aguardados, y que la bonificación de 20 céntimos al comburente como la novedosa rebaja del IVA eléctrico del diez al 5 por ciento, "si bien son bienvenidas, no son mucho más que parches que no van a arreglar ni de lejos el inconveniente estructural y reducirán aún mucho más los capital del Estado y las comunidades autónomas".

Así, Joaquín Palacín ha solicitado al Gobierno de España que
tome medidas "valientes" para eludir las ocasiones de pobreza energética y que las secuelas de la crisis y el alza de costos "no recaigan en las familias, pequeñas y medianas empresas y personas autónomas". Ha propuesto hacer una reforma estructural del modelo energético.

Dentro de este nuevo modelo, el presidente de CHA ha defendido la reversión pública de las concesiones caducadas de saltos hidroeléctricos en Aragón y la creación de una compañía pública aragonesa para su administración, para terminar con las políticas de novedosa concesión a subasta.

"CHA apuesta por recobrar la soberanía energética del territorio, compensar a los municipios damnificados por la servidumbre instalaciones hidroeléctricas, logrando una disminución del precio de la electricidad, un mayor control público de las emisiones de CO2 y de la administración del agua, y ayudando a conseguir un mayor control sobre el valor de la energía", ha concluido Joaquín Palacín.

Más información

CHA demanda una reforma estructural del sistema energético como herramienta para agarrar la inflación