Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Celebran la XXII edición del Homenaje Templario a Mont-rodón de Monzón con la meta de convertirse en Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Celebran la XXII edición del Homenaje Templario a Mont-rodón de Monzón con la meta de convertirse en Fiesta de Interés Turístico Nacional.

En Monzón, se está llevando a cabo la vigésimo segunda edición del Homenaje Templario a Jaime I y Guillem de Mont-rodón. Este evento, que ha sido declarado Fiesta de Interés Turístico de Aragón en 2015, ahora busca obtener el reconocimiento como Fiesta de Interés Turístico Nacional, contando con el respaldo del Gobierno autonómico.

El consejero de Turismo y Medio Ambiente, Manuel Blasco, ha expresado su apoyo a esta iniciativa en representación del presidente del Gobierno de Aragón, Jorge Azcón. Considera que Monzón ha demostrado su valía a lo largo de los años y merece este reconocimiento.

Por otro lado, el alcalde de Monzón, Isaac Claver, ha agradecido el apoyo recibido para hacer realidad esta celebración, destacando el trabajo conjunto de asociaciones y colectivos para engrandecer el homenaje cada año.

Claver ha enfatizado el impacto positivo que tiene esta fiesta en la ciudad, generando dinamismo, actividad y una unión que proyecta un futuro optimista para Monzón.

La jornada del sábado ha comenzado con diversas actividades, como la inauguración del Mercado Medieval, un pasacalles, la escena Bandos y Caballeros con el pregón del concejo, y un desfile templario hasta la Azucarera. Allí se han llevado a cabo combates y reverencias al rey.

El evento ha incluido la colocación de una corona de laurel por parte del alcalde, el consejero, Jaime I, su primo Ramón de Berenguer y Guillem de Mont-rodón en la estatua del niño-rey. Posteriormente, se ha llevado a cabo un acto institucional con la interpretación del himno a Guillem de Mont-rodón.

Además, se ha hecho entrega de obsequios a los grupos participantes, tanto locales como foráneos. Trotamundos ha leído el testamento de la madre de Jaime I como parte de la celebración.

La fiesta ha contado con la participación de 50 asociaciones, entidades, comparsas y recreadores de Monzón y de varias comunidades autónomas. La música en vivo ha estado a cargo de diferentes grupos, añadiendo alegría y entretenimiento al evento.

Esta representación histórica conmemora la estancia del rey Jaime I en Monzón cuando era niño, y su tutela por la Orden de Temple entre los años 1214 y 1217. También se rinde homenaje a Guillem de Mont-rodón, su maestro. Durante su estadía en el castillo de Monzón, la villa se convirtió en el centro de atención del reino, marcando el inicio de la extraordinaria historia de un niño destinado a ser un gran rey de Aragón.