• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

CCOO ofrece fijar costos en los modelos básicos y revitalizar la negociación colectiva frente a la subida del IPC

img

ZARAGOZA, 12 Ago.

La tasa de inflación se ha ubicado en el mes de julio, en Aragón, en 11,4 por ciento, lo que piensa un aumento de 4 décimas respecto al mes previo. Desde CCOO Aragón han señalado que el incremento de los costes tiene su origen en la situación de
indecisión mundial, tal como en los altos provecho empresariales de compañías del ámbito energético, financiero o manufacturero. En este sentido, ofrecen fijar costos en los modelos básicos y revitalizar la negociación colectiva.

La elevada inflación subyacente revela que los costos subieron en artículos de consumo básicos, mientras que el 50 por ciento de la gente asalariadas prosiguen sin la revisión de sus convenios colectivos y solo el 32 por ciento de la población usada con convenio ha pactado aumentos de salario sobre el 2 por ciento para 2022, conforme han correcto desde el sindicato.

Así, desde CCOO Aragón han incidido en que la solución para supervisar este aumento sería detallar costos máximos sobre recursos y servicios básicos y revitalizar la negociación colectiva con aumentos salariales que contengan el poder de compra de exactamente los mismos.

Con en relación a la primera medida, la entidad sindical recomienda al Gobierno central acogerse al producto 149.13 de la Constitución, para detallar costos máximos sobre recursos y servicios básicos, revisables cada cuatrimestre, para eludir una escalada de costes y asegurar la sostenibilidad económica en el medio período de las compañías que los apliquen con un margen de beneficio razonable.

En cuanto a la negociación colectiva, el sindicato reanudará en el mes de septiembre las movilizaciones 'salario o enfrentamiento', que había iniciado antes del verano, "por el hecho de que si no hay negociación colectiva y las compañías prosiguen bloqueando la firma de convenios, van a ser los trabajadores quienes paguen las secuelas de la elevada inflación", han apostillado desde CCOO.

Las secuelas de la guerra de Ucrania, la crisis energética y otros componentes prosiguen afectando a la economía de los aragoneses en las tres provincias. Huesca y Teruel son las provincias con mayor inflación, con un 12,2 por ciento, mientras que en Zaragoza se ubica en el 11,1 por ciento.

En el grupo de Aragón, en el mes de julio los tres conjuntos de recursos y servicios que mucho más contribuyen a la elevada inflación prosiguen siendo, exactamente la misma en el primer mes del verano, los próximos: Vivienda, agua, electricidad, gas y otros comburentes, con un 26,3 por ciento interanual; Transporte, con el 16 por ciento; y Alimentos y Bebidas no alcohólicas, que consigue el 14 por ciento.

CCOO ha señalado que el ámbito de Transporte muestra un descenso de su tasa interanual de un tres por ciento, al paso que Vivienda se aumenta en un 3,8 por ciento y los Alimentos en un 0,1 por ciento. También han subrayado el alto aumento del Vestido y zapato, que llega al 7,4 de inflación, en oposición al 3,6 del mes de junio.

La variación en estos conjuntos corresponde fundamentalmente a los superiores índices de los subgrupos de Electricidad, gas y otros comburentes, que prosigue medrando; la Utilización de automóviles personales, que pese a su descenso prosigue en cantidades altas del 19,9 por ciento; y Alimentos, con el 14,4 por ciento.

Asimismo, es destacable el accionar en el resto de subgrupos la tasa de los Paquetes turísticos, que llegan al 17,9 por ciento; y los Servicios de hosting, con un 15,9 por ciento, "gracias a la estación veraniega", han apostillado desde CCOO Aragón.

Entre los conjuntos que muestran algún descenso en el mes de julio, el mucho más importante se ha producido en Transporte, seguido de Comunicaciones, y los conjuntos de Restaurantes y Hoteles, Otros recursos y servicios y Bebidas alcohólicas y tabaco.

Por su parte, la inflación subyacente se ha alto en Aragón al 6,1 de variación de forma anual. Estas tasas de inflación subyacente son las mayores registradas ya hace 20 años.

Hay que remontarse hasta el año 2002 para conseguir, en el mes de junio, una inflación subyacente del 4,4 por ciento, pero en ese instante, la tasa de inflación global era del 3,5 por ciento, en oposición al 11,4 por ciento de hoy. "Estos datos prueban los costos subieron en artículos de consumo básicos para la economía de cualquier persona", han considerado desde CCOO.

Más información

CCOO ofrece fijar costos en los modelos básicos y revitalizar la negociación colectiva frente a la subida del IPC