• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

CCOO Aragón demanda al Gobierno un mayor control de costes para frenar la escalada inflacionista

img

ZARAGOZA, 13 Jul.

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) en Aragón propuso entablar costes máximos sobre recursos y servicios básicos para corregir "el que ciertas compañías estén utilizando la coyuntura de indecisión para subir sur márgenes de provecho por unidad
producida".

Estos márgenes "deberían aun recortarse" bajo el nivel antes de la pandemia, frente a la elevada diferencia que sostienen en ciertos campos en comparación con la eurozona para amortiguar la inflación, han opinado desde el sindicato.

En Aragón el incremento de los costos fué del 11,0 por ciento de forma anual en el mes de junio, lo que piensa un aumento de un punto porcentual y siete décimas en relación a la cifra antecedente, según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En el grupo de España la tasa de inflación ha incrementado un punto porcentual y cinco décimas hasta el diez,2 por ciento de forma anual.

Esta "pandemia inflacionista" se ha movido al conjunto de alimentos y bebidas no alcohólicas donde la variación interanual se ubica en el 13,9 por ciento o en el menaje con un 7,3 por ciento de variación de forma anual. Además, hay un aumento de hasta el 9,5 por ciento de las frutas y del diez por ciento de los packs turísticos, utilizando los meses de verano.

Alimentos, electricidad, gas y carburantes cuatros recursos de primera necesidad que con este notable aumento están perjudicando claramente las economías familiares.

Desde CCOO-Aragón han considerado que se podría detallar un precio máximo revisable cuatrimestralmente para estos modelos constituido por un precio de referencia para los costos cambiantes y un margen de beneficio fijo por unidad física producida o servicio unitario prestado. El precio de referencia se examinaría en alza o a la baja en todos y cada revisión cuatrimestral para compensar las desviaciones.

"Hay que eludir la tentación de varios hombres de negocios de inflar los costes, utilizando la presente coyuntura económica. Vuelven a ser los sueldos de la clase trabajadora los que deben abonar las secuelas de esta novedosa crisis inflacionistas", aseguró el secretario de Acción Sindical de CCCOO Aragón, Pablo Castillo.

La fijación de costos, ha recordado CCOO-Aragón es una potestad y rivalidad del Estado conocida en el producto 149.13 de la Constitución, donde se recopila su rivalidad única sobre bases y coordinación general de la actividad económica; que se utiliza, entre otros muchos fines, para corregir el desempeño no competitivo de ciertos mercados y resguardar de esta manera a los usuarios del poder de los monopolios y oligopolios.

El incremento de los márgenes empresariales por unidad producida que se aprecia en varias ramas de actividad, al lado de las ventajas récord de ciertas compañías, son pruebas del "mal desempeño"
competitivo de esos mercados y requieren la intervención estatal para eludir una espiral de costes mayor, ha incidido el sindicato.

La fijación de costes máximos se ha ejercido históricamente anteriormente por el Estado en la energía, transporte y telefonía, hasta el momento en que estos ámbitos se liberalizaron y, por lo menos teóricamente, comenzaron a operar en rivalidad, si bien la elevada concentración de compañías siempre y en todo momento ha planteado inquietudes sobre lo competitivo que son de todos modos los costos que fijan estas compañías privadas.

En esta época, todavía es frecuente que la Administración central o territorial fijen costes mínimos --SMI y costes mínimos asegurados en la agricultura RDL 5/2020-- o máximos: fármacos y modelos sanitarios, vivienda de protección oficial, energías renovables, costes de los alquileres en Cataluña, o agua desalada, entre otros muchos.

Recientemente, han comentado desde el sindicato, el Gobierno hizo un "empleo profundo" de esta potestad fijando costes máximos en las máscaras quirúrgicas, geles hidroalcohólicos y test de antígenos, en el gas, la bombona de butano y el valor del alquiler de vivienda y locales comerciales, que se ha con limite al 4 por ciento.

Estos costes máximos tienen que asegurar la sostenibilidad económica en el medio período de las compañías que los apliquen y un margen de beneficio razonable. Asimismo, la regulación que los introduzca debe integrar "sanciones suficientes" para todos los que infrinjan la regulación y la observación de peligro de expropiación si se genera desabastecimiento, dada la naturaleza básica de los bienes y prestaciones a los que concierne y el régimen de concesión pública en el que se prestan o generan ciertos de ellos.

En un análisis efectuado por el sindicato se señala que en España los costes medran al diez,2 por ciento en el mes de junio y la inflación estructural al 5,5% revelando un fuerte efecto de segunda ronda con origen en las ventajas empresariales, al tiempo que los sueldos prácticamente no medran, un 1,33 por ciento con una media del 2,42 por ciento para 5,8 millones de trabajadores que tienen firmado un convenio, y del 0 por ciento para los 4,8 millones que aún no lo han suscrito.

Del informe elaborado por el gabinete económico de Comisiones Obreras se desprende que las ventajas empresariales son "prácticamente los únicos causantes" del alza de los costes a fines del año pasado y principios del presente. Los provecho fueron causantes del 106,3 por ciento del incremento de los costes en el cuarto período de tres meses del año pasado y en el primer período de tres meses del año vigente son causantes del 83,4 por ciento de la subida de costes.

Este fenómeno se da en todos y cada uno de los países occidentales por el alto poder alcanzado por las considerables corporaciones, pero que
en España es "mucho más profundo" que en Europa, han precisado desde CCOO-Aragón.

Los márgenes de beneficio de las compañías energéticas por unidad producida --kilovatios hora, litro de gasolina o bombona de butano-- se han aumentado un 60,4 por ciento en el último año, en frente de una subida del 46,5 por ciento en la eurozona, ha relacionado CCOO-Aragón.

En la situacion de las compañías financieras los márgenes se ubican sobre las de la eurozona desde finales de 2016, debido al cierre de sucursales, el recorte de plantillas y la subida de comisiones bancarias, que se permitió por el regulador público y que fué "bastante menos intensa" en Europa. El beneficio de este ámbito creció un 25,7 por ciento en el último año, al tiempo que en la eurozona se ha recortado un 0,6 por ciento.

En el ámbito manufacturero, el último año sus márgenes subieron un 7,4 por ciento, en oposición al 1,3 por ciento en la eurozona, ampliando el diferencial con Europa, han añadido desde CCOO-Aragón.

Desde CCOO Aragón se aplauden las medidas adoptadas, últimamente, por el Gobierno de España que incrementan la fiscalidad a enormes compañías energéticas y al ámbito financiero, pero han advertido de que la recaudación "debe ser útil para mitigar" la situación de varios hogares que atraviesan severas adversidades.

Más información

CCOO Aragón demanda al Gobierno un mayor control de costes para frenar la escalada inflacionista