• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

Campoy (PP) apunta a la inflación como el primordial inconveniente de los ciudadanos y también influye en bajar impuestos como el IRPF

img

ZARAGOZA, 19 Jul.

El diputado representante de Economía del PP en las Cortes de Aragón, Javier Campoy, ha sostenido que la inflación es el primordial inconveniente que padecen en estos instantes los ciudadanos, con España y la red social autónoma "a la cabeza" de la subida de costos, frente a la que ha incidido en la necesidad de adoptar medidas, como bajar tributos, específicamente, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

En rueda de prensa, Campoy ha estimado que esta medida sería singularmente útil en Aragón, que tiene el segundo tipo autonómico mucho más prominente en este impuesto, solo tras Cataluña. "Eso provoca que las rentas medidas y bajas en la red social autónoma paguen considerablemente más que en el resto de España", ha advertido.

"Todo el planeta está bajando impuestos para compensar la pérdida adquisitiva de las familias, deflactando la cuota del IRFP", ha constatado Campoy y "Aragón podría ser un caso de muestra, ofrecer un paso adelante", pero, "en vez de eso, todavía es un infierno fiscal".

El diputado del PP ha manifestado que hay un contexto "difícil", donde todas y cada una la gente "lo pasan mal" y "todo hace señalar que lo pasaremos todavía peor tras el verano".

"Subió la cuota de la hipoteca, la luz, la gasolina, la cesta de compra" y los ciudadanos "abonan mucho más impuestos", una situación "donde la multitud está harta de que los políticos charlemos de los inconvenientes de los políticos y no de los suyos, que son bastantes y muy graves".

A su comprender, "hay puntos donde habrían de estar focalizados todos y cada uno de los gobiernos", como es la pelea contra la inflación, "tomando todas y cada una de las medidas probables para poner un colchón a los ciudadanos y que la padezcan lo menos viable", de este modo para garantizar el suministro energético a familias y compañías, "ayudándoles asimismo", y habilitando otro género de apoyos a quienes mucho más lo precisan.

El representante de Economía del PP ha lamentado que el Gobierno de Aragón, "el cuatripartido de éxito, no hizo nada, ni semeja que vaya a llevarlo a cabo, para contribuir a los aragoneses que están tolerando la subida tan desbocada de la inflación".

Campoy ha esgrimido que con la subida de los costes "perdemos todos", tanto las familias, "que tienen poco a poco más achicada la aptitud adquisitiva", como los autónomos y las compañías, "que ven reducidos sus márgenes al no poder mover sus costos a los costes", y por consiguiente, se disminuye su aptitud de invertir y de hacer empleo.

Por el opuesto, ha continuado, ganan los países que venden materias primas y energía y asimismo "la Hacienda estatal y autonómica" por el hecho de que con la subida de costes colectan mucho más. Como ejemplo, dijo que si en una familia hace un año los costos por mes eran de mil euros, en este momento son de 1.110 euros, con el aumento de la inflación en el 11 por ciento en Aragón.

"Gasta 110 euros mucho más para obtener lo mismo" o, sino más bien no le llega, disminuye el consumo de comida, en ropa o no llena el depósito y "deja de viajar". Por su parte, el parlamentario indicó que Hacienda, si antes recaudaba 210 euros por IVA, en este momento ingresa 231,42 euros, "de forma que las familias son 110 euros mucho más pobres, como poco" y los presidentas de los Ejecutivos central y autonómico, Pedro Sánchez y Javier Lambán, "tienen 21,42 euros de sobra".

Campoy ha señalado que ese dinero plus "puede gastarse bien y repartirlo entre los aragoneses que lo pasan mal" o dedicarlo a "despilfarrar y gastarlo en otras cosas; comprendo que para las compañías, autónomos y las familias las conclusiones son obvias".

El diputado 'habitual' ha criticado que los gobiernos, en vez de bajar impuestos, se dediquen a subir y hacer nuevos, "provocando mucho más inconvenientes y mucho más costos a las familias" pues los nuevos impuestos a la banca y a las eléctricas "los van a abonar ellas" con costes mucho más superiores en la luz o en el momento en que precisen dinero prestado.

Campoy ha insistido en que Aragón "cada día tiene mucho más dinero, pero cada día lo derrocha mucho más" pues ni el presidente autonómico, Javier Lambán, ni la consejera de Economía, Planificación y Empleo, Marta Gastón, hacen "nada de nada, de nuevo".

Asimismo, ha trasmitido la preocupación de su partido ya que cada novedosa información del Instituto Nacional de Estadística, del Banco de España o de la Comisión Europea indican un menor desarrollo económico, tanto para este año, como en 2023. "No se recobran los escenarios de riqueza anteriores a la pandemia y eso debería llevar a cabo prender todas y cada una de las alarmas".

El diputado ha considerado que las escasas medidas adoptadas por el Gobierno central "no alcanzan revertir la situación, sino empeora cada mes que pasa" y los fondos de europa de restauración "que eran enorme ocasión", tampoco están logrando mudar las cosas, ni han tolerado "hacer polos estratégicos en campos importantes para el futuro".

Campoy ha planteado un impulso "a la sostenibilidad, la vertebración, la digitalización y la creación de empleo". A su comprender, "falta pulso al Gobierno para realizar un plan de empleo, a fin de que sea de calidad", que asista a achicar la feminización del paro, hacer una línea concreta para el medio rural, "y reorganizar, como hemos pedido en tantas ocasiones, el Instituto Aragonés de Empleo" con el propósito de "amoldarlo a las pretensiones del siglo XXI y que ande".

El parlamentario 'habitual' asimismo propuso impulsar la colaboración público-privada para el impulso a las inversiones. "Desde la Administración se puede y se tienen que realizar las cosas mejor, hay que contribuir a los aragoneses que lo pasan mal", pero "el cuatripartito no hace nada, ni les aguardamos", más allá de que se está "a tiempo" de revertir esta situación "y si escucharan las ideas del PP, éstas redundarían en beneficio de los aragoneses".

Más información

Campoy (PP) apunta a la inflación como el primordial inconveniente de los ciudadanos y también influye en bajar impuestos como el IRPF