Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Bibliotecas municipales de Zaragoza llevan libros a las piscinas públicas.

Bibliotecas municipales de Zaragoza llevan libros a las piscinas públicas.

La cultura lectora llega a las piscinas de Zaragoza con una iniciativa del Ayuntamiento que ofrece casi 1.300 libros seleccionados de las bibliotecas municipales. Seis piscinas contarán con esta opción durante todo el verano para fomentar la lectura en esta época del año.

Desde este sábado y hasta el 1 de septiembre, se inicia la tercera campaña del programa 'Más que lectura', que busca acercar los libros a la ciudadanía a través de puntos de lectura informal, según ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza.

En verano, las visitas a las bibliotecas disminuyen y, ante la popularidad de las piscinas como lugar de reunión, las bibliotecas municipales llevan sus carritos a estas instalaciones. Bajo el lema 'Coge, lee y devuelve', se invita a los usuarios a dedicar tiempo a la lectura entre baño y baño.

Las piscinas que tendrán estos carritos con libros serán: CDM Actur, CDM Alejandro Pérez Blanque (La Cartuja), CDM Delicias, CDM La Granja, CDM Perico Fernández (Salduba) y CDM San Juan de Mozarrifar. Cada una de ellas ofrecerá unos 200 ejemplares seleccionados por el servicio de Bibliotecas.

La mayoría de los libros son narrativa para adultos, pero también habrá obras juveniles, infantiles y libros informativos para todas las edades. Los libros estarán en carritos expositores para que los usuarios puedan elegir y devolver una vez terminados.

No se trata de préstamos tradicionales como en una biblioteca, los libros se podrán sacar de las piscinas con la condición de devolverlos en el mismo carrito. Una vez finalizada la temporada de piscinas, los libros podrán devolverse en cualquier biblioteca municipal.

La concejal delegada de Educación en el Ayuntamiento de Zaragoza, Paloma Espinosa, ha destacado que esta iniciativa forma parte del proyecto 'Más que lectura', que comenzó en 2022 con el objetivo de llevar los libros a las calles y acercar la literatura de diversas formas a los usuarios.

Las Bibliotecas Públicas Municipales siguen trabajando para llevar la cultura a diferentes rincones de la ciudad, como el Parque Grande José Antonio Labordeta con el Kiosco de las Letras, que ofrece actividades para todas las edades, lectura y café de especialidad los fines de semana de junio, julio y septiembre.