Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Aumenta la alarmante cifra de denuncias de agresiones de hijos a progenitores en Aragón con 113 casos en el último año.

Aumenta la alarmante cifra de denuncias de agresiones de hijos a progenitores en Aragón con 113 casos en el último año.

ZARAGOZA, 21 Dic.

Aragón ha experimentado un preocupante aumento en las denuncias por agresiones de hijos a sus progenitores en el último año, según revela el estudio denominado "Violencia filio-parental en España. Datos 2022" publicado por la Fundación Amigó. En total, se han registrado 113 denuncias, diez más que el año anterior.

El informe desglosa que la provincia de Zaragoza encabeza la lista con 85 denuncias, seguida por Huesca con 15 y Teruel con 11. Estas cifras reflejan un incremento en comparación con los datos del año 2021.

A nivel estatal, los expedientes abiertos contra jóvenes implicados en violencia filio-parental continúan superando los 4.000, cifra que se ha mantenido estable en los últimos años. Durante 2022, se han registrado 4.332 procedimientos iniciados contra menores por este delito, frente a los 4.740 registrados en 2021.

Además, la Fundación Amigó ha realizado un proyecto de investigación con el objetivo de comprender el perfil de las personas que sufren violencia filio-parental.

A través de esta investigación, que contó con una muestra de más de 3.800 personas, se analizaron diversos factores de riesgo que influyen en la incidencia de este tipo de violencia. Se prestó especial atención a la modificación de la conducta de los progenitores para evitar conflictos, la falta de aceptación de la autoridad, el maltrato psicológico y la violencia física.

Una de las conclusiones más destacables del estudio indica que la edad media de los hijos involucrados es de 15 años y medio, mientras que la de los progenitores es de 43 años. En el 56% de los casos, la violencia es ejercida por los hijos, mientras que en el 44% restante corresponde a las hijas.

Además, se destaca que el 30% de los hijos son únicos, un 54% han experimentado un deterioro en su rendimiento escolar y un 23% han sido víctimas de acoso escolar.

Por otro lado, casi la mitad, un 49%, de los hijos presentan algún tipo de adicción, un 32% fueron testigos de violencia y más de la mitad provienen de familias nucleares.