• viernes 27 de enero del 2023
728 x 90

Aragón es la red social autónoma que mucho más paga por el servicio de saneamiento y depuración, según la Cámara de Cuentas

img

El informe apunta que el IMAR disminuye el recibo con carácter general, salvo para los hogares desde seis convivientes

ZARAGOZA, 9 Ene.

Aragón es la red social autónoma que mucho más paga por el servicio de saneamiento y depuración y ocupa la cuarta situación, si se aúnan los
conceptos de abastecimiento y saneamiento y depuración, según se desprende del Informe de fiscalización del Instituto Aragonés del Agua (IAA) de los ejercicios 2020-2021, efectuado a iniciativa de las Cortes autonómicas por la Cámara de Cuentas.

El informe ha inspeccionado las cuentas cada un año de la entidad, el cumplimiento de la legalidad de las áreas de personal, contratación y subvenciones y, en el apartado destinado a la auditoría operativa, examina el estado del Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración, las pretensiones financieras para acometer las proyectos atentos y el encontronazo del Impuesto Medioambiental sobre las Aguas Residuales (IMAR), exigible desde 2022, en la recaudación total del centro y en el recibo medio comprado por los aragoneses.

Para financiar los costos de construcción, explotación y conservación de las instalaciones de saneamiento y depuración, el IAA ha colectado el Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA) hasta 2021 y el Impuesto Medioambiental de Aguas Residuales (IMAR) desde enero 2022.

Para la facturación del impuesto, los municipios proveen al centro los datos sobre consumo de agua, con base en la lectura de contadores.

Al respecto, los auditores han apuntan que solo el 36% del importe facturado se ajusta a consumos del ejercicio 2021, gracias a nuestra operativa del impuesto, que provoca que el último periodo de tiempo de consumo se traslade por año siguiente, y a los retrasos de ciertos municipios en el momento de remitir la información, "lo que ordena a liquidar el impuesto de múltiples años al unísono, con el consiguiente aumento de la presión fiscal en los impositores".

El informe ha detallado que solo la demanda de agua urbana está sosten al impuesto y representa el 5,5% de la demanda total. El resto de la demanda es, principalmente, de empleo agrario, y no está sosten al impuesto.

En 2021, el consumo familiar ha representado el 76% de los metros cúbicos facturados por el ICA. Sin embargo, la aportación de los hogares a la recaudación total fué del 92%, gracias a que el valor medio del consumo familiar es superior al del consumo industrial: 1,18 euros el metro cúbico, en frente de 0,40.

Los auditores realizaron un análisis comparativo del ICA, vigente en los ejercicios fiscalizados, y el IMAR, exigible desde enero de 2022, que tiene dentro una cuota variable progresiva en tres tramos, según consumo, para promover el ahorro de agua.

Respecto a la recaudación total, se estima que el IMAR va a suponer una rebaja de 5,7 millones de euros cada un año, sin que esto comprometa la financiación de las proyectos atentos.

En relación con el encontronazo del IMAR en los hogares, los auditores concluyeron que el recibo de un hogar medio de 4 integrantes con un consumo de 12 metros cúbicos por mes se reducirá el 6%, pasando de 149 a 140 euros por año. Los mucho más favorecidos van a ser los hogares de 2 integrantes, al quedar su consumo en el primer tramo, que pasan de abonar 105 euros por año, a abonar 81. El ahorro se reducirá de acuerdo incrementa el número de convivientes, tal es así que, desde seis integrantes, el recibo del IMAR resultará mucho más costoso que el del ICA.

Al respecto, el informe ha incluido una recomendación al IAA a fin de que revise el encontronazo del IMAR en los hogares con mucho más convivientes a fin de corregir las desigualdades derivadas de la app de la progresividad en el consumo.

La Cámara de Cuentas indicó que en los ejercicios fiscalizados, el IAA ha gastado 68 y 73 millones de euros, respectivamente, el 90% en la construcción, explotación y conservación de las instalaciones de saneamiento y depuración. Los capital han ascendido a 71 millones en 2020 y a 89 en 2021, de los que la recaudación del ICA correspondieron 66 y 69 millones, respectivamente.

La auditoría financiera ha considerado que las cuentas cada un año fiscalizadas manifiestan la imagen leal del patrimonio y de la situación financiera a 31 de diciembre de tales ejercicios, salvo por ciertas incorrecciones y también incumplimientos detectados.

Los auditores han analizado el desarrollo realizado en 2021 por el IAA para aflorar en sus cuentas los activos de las instalaciones de depuración bajo su control que no tenía reflejadas en su inventario.

El encontronazo de esta operación de regularización que afectó, esencialmente, a las depuradoras que fueron construidas por comercios que venden automóviles y a los activos de la red social autónoma adscritos al IAA, ha supuesto un incremento del patrimonio neto en 36 millones y del endeudamiento con los comercios que venden automóviles de 177 millones.

La Cámara de Cuentas ha sugerido finalizar con este desarrollo de regularización para integrar las depuradoras construidas por la Confederación Hidrográfica del Ebro y por ciertos municipios, cuyo encontronazo en el patrimonio neto se calcula en 34 millones de euros.

Las conclusiones de la revisión del cumplimiento de la legalidad reflejan que, por norma general, el IAA ha cumplido las reglas que rigen la administración de las áreas revisadas. Respecto al Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración 2022-2027, que planea las inversiones para realizar los objetivos de calidad del agua y con los plazos que establecen las ordenes de europa, el informe ha recordado que está en desarrollo de aprobación.

Asimismo, ha recogido que contempla un programa inversiones por importe de 142,6 millones de euros, con la meta de depurar el 95% de la carga contaminante de Aragón en un período de seis años, y prevé la finalización de las infraestructuras del Pirineo, declaradas de interés general y financiadas por el Estado, antes del período improrrogable del 31 de diciembre de 2024.

Del análisis del estado de hoy de las proyectos, 82 infraestructuras iniciadas que suponen cerca del 40% de la inversión sosprechada, la Cámara de Cuentas ha estimado que el plan muestra una planificación "verdadera", si bien resulta "improbable" que las depuradoras del Pirineo de interés general logren estar terminadas en el período fijado.

Al final de 2021, 382 núcleos de población depuraban apropiadamente sus aguas, lo que piensa el 90,5% de la carga contaminante de Aragón, de la que el 40% corresponde al concejo de Zaragoza, que administra el servicio de depuración por medio de la Sociedad Municipal Ecociudad.

En 2021, el IAA administraba 236 estaciones depuradoras de aguas residuales a través de 14 contratos de concesión de obra pública y 26 contratos de servicios de cuidado y explotación, con un coste de 52 millones de euros en el ejercicio --41 corresponden a los contratos de concesión y 11 millones a los de servicios--.

Otras sugerencias, de las diez planteadas en el informe, fueron integrar en el inventario y en la contabilidad todas y cada una de las infraestructuras sobre las que el IAA tiene el control económico, independientemente de la titularidad jurídica; establecer un sistema de contabilidad analítica que deje fijar las tasas y costos públicos en función de los costos del servicio, y también impulsar la optimización del suministro de información por la parte de las entidades locales para achicar los retrasos en la emisión de los recibos y eludir de este modo la prescripción de los consumos no facturados.

El informe ahora fué remitido al Gobierno de Aragón y a las Cortes para su análisis por la ponencia designada a estos efectos, que dejará a los miembros del congreso de los diputados entender su aspecto.

Más información

Aragón es la red social autónoma que mucho más paga por el servicio de saneamiento y depuración, según la Cámara de Cuentas