• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

Aprobadas, unánimemente, múltiples ediciones del PGOU que van a mejorar la escena urbana industrial de Zaragoza

img

ZARAGOZA, 18 Jul.

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado, unánimemente, cinco ediciones recluidas del Plan general de Ordenación Urbana (PGOUZ), tres de ellas con carácter definitivo, entre aquéllas que figura la número 163 para actualizar usos en la región A6, Polígono Industrial de Cogullada. Las otras atañen a la movilidad y zonas verdes en Casetas en torno a Cadebro, el ambiente de la Iglesia de San Miguel o la parcela del edificio de la CREA.

Hasta la fecha, la utilización dominante del polígono Cogullada se ha calificado como "industria clásico en medio urbano de fabricación o de servicios, talleres, almacenaje y distribución, introduciendo áreas de trabajo y exposiciones comerciales sin venta minorista complementarias del empleo primordial".

Ahora, con la modificación apartada 163 del PGOU se va a poder abrir a integrar las ocupaciones productivas propias del medio urbano enlazadas a la elaboración, transformación, régimen, reparación, manipulación, almacenaje, distribución de recursos materiales, tal como la producción de sistemas informáticos, audiovisuales y afines, con independencia de las técnicas usadas.

Se tienen dentro en estos conceptos las industrias de fabricación y de servicios; centros de investigación y diseño tecnológico; administración de bases de datos; avance de programas y prestación de servicios informáticos; laboratorios; edición y publicación; producción y emisión de programas musicales y audiovisuales; producción artesanal, oficios artísticos y administración cultural; talleres de reparación y cuidado; centrales de ITV; cocinas para la elaboración de comidas con destino a sitios de comidas o casas, y ocupaciones de almacenaje y distribución, introduciendo las destinadas al reparto de mercancías a residencia.

Mientras, los usos compatibles, los que conviven con el dominante, se van a abrir para aceptar cafeterías, sitios de comidas, guarderías, quioscos, farmacias, centros sanitarios, centros de asambleas y acontecimientos, y otros servicios vinculados a la actividad productiva del polígono y proporcionados con su intensidad.

Se admitirían del mismo modo los centros de negocios y ocupaciones empresariales, servicios de asesoría para compañías, áreas de trabajo bancarias y de aseguradoras, agencias de transporte, centros de capacitación, exhibición y demostración de tecnologías de la producción, centros de capacitación para el empleo en compañías dedicadas a los usos dominantes en la región, locales premeditados a entrenamiento
deportivo especializado y ensayos musicales sin asistencia de público, y equipamientos públicos correctos a las pretensiones del polígono y de su ambiente próximo.

Por otro lado, se ha aprobado de manera determinante la modificación apartada 198, de menor entidad, con objeto de agrandar el ámbito del área H-63-9 --Casetas, carretera de Logroño, ferrocarril y término de Sobradiel-- y cambiar su ordenación, planteada por Sociedad Cooperativa Agrícola Aragonesa del Ebro (Cadebro).

Se trata de unos cambios que van a mejorar la movilidad y la calidad de vida de los vecinos del ambiente, tal como del instituto público Antonio Martínez Garay.

El ámbito del área de intervención H-63-9 del plan general vigente está ocupado por las instalaciones industriales de Cadebro desde los años sesenta. Ahora se ofrece la modificación de la delimitación del ámbito introduciendo la área de 2.449 m2, propiedad de la cooperativa, que quedó fuera de la unidad de ejecución tanto en el lindero norte con la línea de ferrocarril, como en el lindero con la acequia famosa como el Acequiazo, y que quedó anotado como resto de finca matriz propiedad de Cadebro en el desarrollo reparcelatorio.

La inclusión de estos suelos dejará su incorporación al sistema general viario y a la región verde sosprechada. De este modo, se ofrece una exclusiva ordenación que suprime el viario prolongación de la avenida de Buenos Aires reuniendo la propiedad de la cooperativa en una única parcela.

La supresión de este trazado permite por una parte el habitual avance de la actividad de la compañía y por otra parte la continuidad formal y de empleo de las pistas y patio de juegos del instituto Antonio Martínez Garay tal como del parque de La Alameda.

Por otro lado, se va a dar continuidad a la región verde con un recorrido peatonal perimetral a la compañía que se hace extensible hasta el núcleo urbano.

La área de las ubicaciones verdes, se aumenta sensiblemente sobre los 3.000 m2, alcanzando una área global de 9.032 m2. La iniciativa supone que la parcela neta final de la cooperativa optimize de forma visible en dimensión y configuración y consecuentemente en predisposición edificatoria lo que va a facilitar la futura ampliación de unas naves de almacenamiento.

Con la novedosa ordenación, la área de la parcela rentable pasa a 34.590 m2 y consecuentemente la área edificable se ve aumentada a 41.508 m2.

Los reportes municipales resaltan que "resulta conveniente por consiguiente que la urbanización del ambiente residencial conserve un carácter mucho más limitado, con menor incidencia de tráfico y mayor seguridad en la convivencia peatonal, singularmente en las inmediaciones del instituto.

La Alcaldía de vecindario expresó su predisposición conveniente a la iniciativa, al objeto de aislar el instituto y la región residencial de la actividad industrial, singularmente del tráfico generado de camiones y otros automóviles agroindustriales".

Asimismo, la Comisión de Urbanismo asimismo ha aprobado, con carácter definitivo, la modificación apartada 202 con objeto de reordenar el área de intervención F-5-1 --Recorrido de la Mina-- excluyendo de su ámbito el edificio parroquial de la iglesia San Miguel de los Navarros.

Por otro lado, y con carácter inicial, se dió el visto bueno a las ediciones 200 y 204. La primera tiene como objeto cambiar la redacción de las reglas urbanísticas que se relacionan con la realización de ocupaciones ganaderas en suelo no urbanizable (estepa), al paso que la segunda, planteada por CEOE Aragón, altera medianamente la calificación de la parcela del edificio de la CREA, en la avenida de Ranillas, 20, para posibilitar la implantación del campus de capacitación digital del Gobierno de Aragón.

Dentro de la Comisión de Urbanismo, el Servicio de Arquitectura ha
gestionado diferentes expedientes para hablar de la concesión de diferentes contratos menores por un importe global grupo de 262.796,89 euros, que conllevarán varias novedades, muchas de ellas en cuestiones energéticas y de eficacia, en diferentes equipamientos municipales en los distritos de la región.

Se dió cuenta de la adjudicación de múltiples contratos menores, como la reforma del sistema de climatización para la optimización de la eficacia, free-cooling y ventilación en Centro Cívico de Casetas por 36.166,90 euros; la renovación y optimización de la pista deportiva en el CDM Santa Isabel por 45.927,39 euros; el aislamiento acústico en la salón 2 de Casa de Juventud en Centro Cívico Río Ebro, Edificio José Martí, por 48.279 euros; y el suministro de energía en el Pasaje de los Disparates, por 11.000 euros.

También se ha adjudicado la dirección de instalaciones de las proyectos del Centro Cívico en Rosales del Canal, en su segunda etapa de la Primera planta, por 6.049,99 euros; la reforma de la instalación eléctrica y también iluminación para la eficacia energética en Movilidad Urbana, en el Edificio Casa Jiménez, con 39.845,30 euros; la renovación de las playas de la piscina en el Centro Deportivo Municipal La Cartuja, por 44.747,01; y la reforma de las construcciones del Cuartel Policía Local en Domingo Miral para la utilización enseñante de academia, por 41.781,30 euros.

Más información

Aprobadas, unánimemente, múltiples ediciones del PGOU que van a mejorar la escena urbana industrial de Zaragoza