• viernes 27 de enero del 2023
728 x 90

Agricultura convoca una subvención de 33 millones para impulsar la transformación de la industria agroalimentaria

img

ZARAGOZA, 24 Oct.

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha convocado una exclusiva línea de ayudas para impulsar la transformación de la industria agroalimentaria en la Comunidad Autónoma de Aragón, dotada con 33 millones de euros.

Así lo han comunicado este lunes el asesor de Agricultura y Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, y la directiva general de Innovación y Promoción Agroalimentaria, Carmen Urbano, en una rueda de prensa en la sede del Gobierno aragonés.

El Boletín Oficial de Aragón (BOA) ha anunciado este lunes, 24 de octubre, la convocatoria de subvenciones, cuyo propósito es impulsar proyectos de transformación y comercialización de modelos agrarios que mejoren el desempeño y avance económico, favorezcan la innovación, la internacionalización, la digitalización y la mercadotecnia.

Además, se va a tener presente que las ideas sean respetuosas con el medio ambiente, la seguridad laboral, la higiene y confort animal y, por su parte mejoren las ratios de sostenibilidad popular, económica y ambiental.

"Nuestro sistema agroalimentario piensa el diez por ciento del PIB de la Aragón, con lo que su desarrollo ayuda al impulso de la economía de la red social en su grupo", ha apuntado el asesor de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, quien ha añadido que se prevé que, en un corto-medio período, la agroindustria pase los 20.000 empleos.

Olona se ha referido nuevamente a la creación de empleo, señalando que se pasó de 630 nuevos cargos laborales en el intérvalo de tiempo 2011-2015 a los 1.298 nuevos empleos en 2018, fin de la previo legislatura. Ha añadido que, a falta de los datos que aporte esta novedosa convocatoria, se han registrado 2.414 nuevos empleos en el contexto de la presente Ejecutiva autonómica.

El Gobierno de Aragón apuesta de forma decidida por las inversiones en las industrias agroalimentarias desde 2015, a través del Programa de Desarrollo Rural (PDR). Así, tras haber aumentado el porcentaje de ayudas en esta línea del FEADER en mucho más del 50 por ciento a lo largo de la pasada legislatura, 2015-2018, respecto a la previo, 2011-2014, pasando de los 43,8 millones de euros hasta los 67 millones de euros; en el intérvalo de tiempo 2019-2023 se marchan a sobrepasar los 105 millones de euros, lo que se traduce en un desarrollo de forma anual del 33 por ciento en comparación con el Gobierno previo.

"Nos encontramos frente a la medida del PDR que mayor inversión moviliza, alcanzando los 823 millones de euros. Por cada euro de inversión pública se movilizan ocho en ámbito privado, y lo que es más esencial, en el medio rural", ha asegurado el asesor.

En este sentido, Olona aseguró que la convocatoria presentada este lunes piensa "el espaldarazo definitivo a esta línea", incluida en el Plan de Gobierno y cuyos desenlaces van bastante alén del fácil acompañamiento a la transformación del campo.

La directiva general de Innovación y Promoción Agroalimentaria, Carmen Urbano, especificó que van a ser subvencionables inversiones materiales o inmateriales que se efectúen en las industrias agroalimentarias, en el ámbito de Aragón, para la transformación, comercialización o avance de artículos agrícolas, que contribuyan a impulsar artículos agrícolas incluidos en el anexo I del Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea, excluyendo los modelos de la pesca.

También la introducción de tecnologías y métodos para desarrollar modelos nuevos o de más calidad y poder la apertura de novedosos destinos empresariales --singularmente con relación a las cadenas de distribución cortas--.

Igualmente, ideas enlazadas a redes locales de recolección, recepción, almacenaje, acondicionamiento, clasificación y embalaje, siempre y cuando integren un desarrollo de transformación o comercialización del producto agrícola.

Por último, proyectos centrados en sistemas de calidad; ocupaciones de procesamiento de la biomasa agrícola para la producción de energía y biocarburante; o la incorporación de energías elecciones en la industria agroalimentaria, bien sean renovables --del sol, térmica, eólica, fotovoltaica, biomasa, biogás-- o de cogeneración.

El período de presentación de las peticiones empezará este martes, 25 de octubre de 2022, y concluirá el 29 de diciembre de 2022. El régimen de concesión va a ser el de concurrencia competitiva y las entidades van a deber de enseñar su petición de manera electrónica en la sede electrónica del Gobierno de Aragón, en el próximo link: 'https://www.aragon.es/tramitador/-/tramite/subvencion-invers...'.

Los proyectos se examinarán sobre 165 puntos, dando particular relevancia a la aptitud que tengan de aumentar las ventas, ya que se quiere que la industria aragonesa aumente su aptitud comercial, ha adelantado el asesor Joaquín Olona, y en consecuencia, es un este aspecto al que se darán varios puntos.

La viabilidad económica y la moderación van a ser otros causantes que se considerarán de relevancia entre los criterios, ha añadido el encargado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, quien asimismo ha subrayado que se pide mucho más en esta convocatoria para beneficiar el desarrollo del campo.

Urbano se ha referido a los pormenores de la convocatoria y enfatizó en la relevancia de la transformación digital y la industria 4.0, explicando que son "una herramienta de competitividad para la industria alimenticia".

No obstante, la directiva general ha considerado que la digitalización es un medio para conseguir una meta, "no un fin en sí, con lo que cada compañía, en el momento de editar, debe investigar meticulosamente sus procesos y apreciar las opciones de optimización aplicando tecnologías y digitalizando procesos críticos".

La convocatoria señala que van a poder ser entidades adjudicatarias la gente físicas, jurídicas o sus agrupaciones que sean sucesos de industrias agroalimentarias situadas en el territorio aragonés, y causantes finales de la financiación de las inversiones y de los costos subvencionables; al paso que no van a poder favorecerse quienes no acrediten su viabilidad económica.

Además, con la meta de beneficiar el empleo en el medio rural, la intensidad de la asistencia se aumenta en las ubicaciones menos favorecidas. De esta forma, en las provincia de Teruel va a ser subvencionable un 20 por ciento del gasto, al paso que en las provincias de Zaragoza y Huesca va a ser un 15 por ciento, que va a poder incrementarse en un diez por ciento agregada para las microempresas y pequeñas compañías.

La cuantía máxima de asistencia a cargo de esta convocatoria por emprendimiento completamente operativo y delimitado no va a poder sobrepasar un par de millones de euros, el doble que la línea previo, y se van a estudiar los expedientes de manera personalizada por cada emprendimiento.

Más información

Agricultura convoca una subvención de 33 millones para impulsar la transformación de la industria agroalimentaria