• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

Activada la etapa de alarma del Plan Territorial de Protección Civil de Aragón por las elevadas temperaturas

img

ZARAGOZA, 12 Jul. (EUROPA PRESS

El Gobierno de Aragón ha habilitado a mediodía de este lunes la etapa de alarma del Plan Territorial de Protección Civil de Aragón (PLATEAR) - gracias a la situación de peligro sosprechado por las altas en múltiples puntos de la Comunidad Autónoma de Aragón.

La activación del PLATEAR en etapa de alarma se identifica con la presencia de aclaraciones que proceden de servicios de previsión y alarma o de los servicios ordinarios de intervención que, por evolución desfavorable, tengan la posibilidad de ser generadoras de una urgencia donde hay que utilizar medidas de protección civil.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) emitió para esta día, entre las 13.00 y las 21.00 horas, un aviso nivel naranja en la Ribera del Ebro por temperaturas que tienen la posibilidad de llegar a los 39ºC y aviso amarillo en provincia de Huesca, Cinco Villas, Ibérica zaragocí, Bajo Aragón y Albarracín y Jiloca, con máximas entre los 36º y los 39º grados.

Este miércoles se ampliará el aviso naranja a la mayoría de la red social, con máximas que puntualmente tienen la posibilidad de lograr los 42ºC en la Ribera del Ebro, de 40ºC en Ibérica zaragocí, Cinco Villas, Bajo Aragón, y Centro y Sur de Huesca y de 38ºC en el Pirineo. Asimismo, van a estar en aviso amarillo Albarracín y Jiloca y Gúdar y Maestrazgo, donde se registrarán temperaturas máximas de 37ºC y 36ºC, respectivamente.

Desde Protección Civil se insta a los ayuntamientos a que extremen las cautelas por el incremento de las temperaturas y han publicado una secuencia de consejos básicos de autoprotección.

Existen conjuntos de personas que muestran mayor peligro frente a las altas temperaturas y han de estar singularmente protegidas, como son los mayores de 65 años, los menores de 5 años y, más que nada, los bebés; la gente que lleven a cabo una actividad que necesita bastante esfuerzo físico; la gente que muestran anomalías de la salud anteriores, singularmente las que padecen del corazón o de alta presión sanguínea o inconvenientes intestinales u obesidad, y la gente que toman algún género de medicación de manera crónica o que consumen una cantidad excesiva de alcohol.

En la vivienda, se tienen que sostener las ventanas y persianas cerradas a lo largo del día para resguardar la vivienda del calor, y explotar para ventilar la vivienda durante la noche, en el momento en que las temperaturas han descendido. El empleo de ventiladores puede calmar hasta un punto los efectos del calor, pero no supone un descenso de la temperatura. Para ello puede ser preciso, en su caso, la utilización de aparatos de refrigeración.

Como cuidados personales se aconseja tomar agua sin aguardar a tener sed, eludir toda clase de bebidas alcohólicas; preguntar con el médico si se está tomando de manera crónica alguna medicación; eludir las comidas calientes o pesadas; utilizar ropa correcta: rápida, no apretada, de colores claros y predominantemente de algodón, eludiendo la ropa sintética. También, usar sombrero o gorra para protegerse del sol y utilizar crema protectora.

No es conveniente efectuar ocupaciones que demanden esfuerzo físico esencial en el momento en que hace bastante calor; planear las ocupaciones en la mañana o en el atardecer en el momento en que las temperaturas no son tan altas y no dejar a pequeños, jubilados o animales en turismos con las ventanas cerradas.

Los primeros rastros del exceso de calor son: calambres, irritación de la piel o quemaduras, agotamiento y temperatura elevada. Si se muestran síntomas de gravedad, como temperatura muy elevada, cefalea, vómitos y pérdida de consciencia, intentar hallar asistencia médica cuanto antes, por los métodos comunes --asistir a un servicio de emergencias, teléfonos de urgencia 061 y 112--.

El Servicio de Seguridad y Protección Civil del Gobierno de Aragón insta asimismo a la población a extremar las medidas de precaución para eludir producir un incendio forestal.

En esta época está, por norma general, contraindicado la utilización del fuego en el monte y su ambiente (quemas, barbacoas). Además, la utilización de maquinaria que logre producir chispas como cosechadoras o radiales y la manipulación de petardos o fuegos de artificio tienen que efectuarse extremando las medidas de prevención.

Por último, si se tiene una casa en un ambiente forestal hay que remover la vegetación seca y otros comburentes del ambiente para eludir que un incendio logre perjudicar a la vivienda.

Más información

Activada la etapa de alarma del Plan Territorial de Protección Civil de Aragón por las elevadas temperaturas